Feliz Cumpleaños de Mamá a Hija

Encontradas 149 felicitaciones de cumpleaños:

Mi hija más linda y querida, el orgullo de ser tu mamá crece siempre mucho más en este hermoso día, por ver cuanto creciste en el último año y por saber todo lo que alcanzaste y conseguiste por ti misma. Espero que este año que sigue tengas más oportunidades que el anterior y estar a tu lado viéndote alcanzar todavía más sueños. ¡Muchas felicidades!
No existen imposibles
Querida compañerita de vida
Hija mía, aquí está tu mamá felicitándote por tanto un año más. No me canso nunca de decirte cuanto te amo, de hacerte saber que para mi eres la persona más especial, y que tu llegada me llenó el corazón de vida y me cambió de la mejor manera posible.

Hoy voy a darte hermosas sorpresas, la fiesta que deseas, miles de abrazos y todo el amor del mundo. Festejaremos por un año hermoso y por todo lo que vendrá con tu nueva edad. ¡Muchas felicidades!
Mi hija mayor la luz de todos mis días...
Soy una hija afortunada pues la primera
Hija mía, hoy tienes que saber que tu mamá sigue aquí para ti, recibiendo este día con la mayor felicidad, y enorgulleciéndose de quien ere y de lo que haces. Espero que tengas el mejor cumpleaños, que nada te pare este año, y que sigas dando pasitos hacia cada uno de tus hermosos sueños. ¡Muchas felicidades!
Gracias por hacer de mi vida
¡Feliz cumpleaños, mi niña! Eres la mejor hija del mundo, y yo la mamá más orgullosa y feliz. Cuando tu eres feliz, yo soy feliz, y pongo empeño para que así sea, no solo en un día como el de hoy, sino siempre.

Cada año que pasa me sorprendes más, y ahora que vas entrando en la edad adulta, te vas convirtiendo en una persona a la que admiro, con unos principios y unos valores hermosos. Una de las cosas que más me gustan de ti, es que siempre aprendo contigo, y que siempre estás dispuesta a hablar y a entender las cosas.

Deseo que este año brilles como lo has hecho hasta ahora, y que recibas mucho cariño y amor de todas las personas con las que te cruces. Miles de abrazos y de besos para ti, ¡te amo!
Siempre recuerdo cuando me decían que disfrutara al máximo este primer año, y solo ahora comprendo el porqué. ¡Feliz cumpleaños, hija! ¡Ser tu madre para mí es una gran bendición!

Espero verte crecer y ser la mejor confidente de secretos. ¡Te adoro, pequeña!
¡Feliz cumpleaños, hija mía! Aquí está tu mamá que tanto te ama, alegre y orgullosa de tenerte y de verte cumplir un año más en esta vida hermosa. Tenerte me dio la mayor de las felicidades, y acompañarte me llena el corazón.

Hoy celebraremos por otro año más en el que has alcanzado grandes metas, has seguido demostrando que eres una persona luchadora y valiente, y brindaremos por todo lo que venga para ti en los próximos 365 días. ¡Te amo!
¡Feliz cumpleaños, hija mía! Que todos tus sueños sigan cumpliéndose poco a poco, sin prisa, pero que vayan llegando y que te hagan sentir alegre y muy feliz.

Que sigas luchando y trabajando tanto por aquello que te gusta y en lo que crees, y que no pierdas nunca ese entusiasmo que tanto te caracteriza, pero sobretodo, que no olvides que tu mamá te admira. Que por mucho que pasen los años y te conviertas en una mujer independiente, yo seguiré aquí para cualquier cosa que necesites. ¡Te quiero mucho!
¡Feliz cumpleaños, hija mía! Hoy tienes que saber más que nunca que tu mamá está y estará siempre aquí para ti. Que cada uno de tus éxitos y de tus posibles fracasos formarán parte también de mi vida y me alegraré como si fueran míos, o te apoyaré hasta el final cuando lo estés pasando mal.

Te mereces un día especial y perfecto, y yo voy a hacer todo lo posible para que sea así, para que recuerdes con cariño y emoción cada uno de los minutos de este lindo día.
A veces es difícil explicar con palabras todo lo que siente una mamá en un día como este, en el que su hijita linda esta cumpliendo un año más, dando un paso más en la vida, alcanzando aquello que siempre quería, disfrutando de cada instante, y valorando aquello que tiene y todo lo que consiguió por si misma.

Por eso, hija mía, en este día especial, solo quiero volver a decirte cuanto te amo, que admiro todo lo que haces y que por mucho que pase el tiempo sigo estando aquí como cuando eras una niña. ¡Feliz cumpleaños!
¡Felices 3 años, hija! Hoy es un día de fiesta para todos y tu estás muy contenta, porque te encanta que llegue tu cumple, recibir las visitas de la familia, de los amigos y de las amigas.

Yo, como tu mama, suelo pasar unos minutos de este día pensando en lo hermosa que es mi vida, en todo lo que he conseguido y en la suerte que tengo de tener una hija tan maravillosa como tú.

Espero seguir haciéndote feliz, pues una infancia alegre marca el resto de nuestras vidas. ¡Te amo, hijita!
¡Feliz cumpleaños, hija mía! Siento tanto orgullo de ser tu mamá que es infinito, siento emoción al verte alcanzar tus metas, y siento que la vida se volvió mucho más hermosa cuando te naciste.

Desde ese momento le agradezco a Dios y le pido que cuide de ti, porque eres lo más precioso que tengo, la persona a quien siempre cuidaré y por quien lo daría todo.
¡Feliz cumpleaños, hija! Hoy he estado pensando mucho en el paso del tiempo, en como me cambió la vida ser mamá, y toda la felicidad que me trajo tenerte. Pensaba también en cuanto aprendí de ti, desde que eras bien chiquita, y como está siendo maravilloso acompañarte en esta vida. Te amo y te deseo un día hermoso, que lo vivas con ilusión y que todos tus deseos se concedan en este nuevo año.
¡Feliz cumpleaños, mi hija linda! Espero que hoy hayas despertado con una sonrisa en la boca y sintiéndote muy bien por recibir una nueva edad, ¡y porque te espera un día de alegría y de fiesta!

Yo ya estoy esperándote para darte un gran abrazo, para compartir contigo algunas horas del día, para que puedas recibir mi amor, mi cariño y un hermoso regalo que tengo para ti. ¡Que pases otro año más muy feliz y que en cada decisión que te acompañe la suerte!
Desde que te sentí en mi vientre, sabía que serías una niña. Hoy estas cumpliendo años y siento un amor gigante porque además de ser mi hija, eres mi mejor compañera. ¡Te adoro, princesa!
¡Feliz cumpleaños, hija! Todo el mundo que me conoce sabe que soy una mamá con mucho orgullo de ti, porque desde que naciste has sido la niña de mis ojos, la persona más linda y especial.

Hoy es motivo de celebración y lo sabes, pues llevas unos días muy contenta pensando en tu gran fiesta. Es hermoso verte ya más crecida, disfrutando con tanta emoción y con tanta ilusión de este día. ¡Te amo, mi niña!