Gracias Dios por Un Año Más de Vida

Encontradas 33 felicitaciones de cumpleaños:

Hoy me levanté y lo primero que quise hacer era agradecerte, Dios, ¡Eres tan bondadoso! ¡Gracias por tantas bendiciones en mi cumpleaños!
Hoy es mi cumpleaños y estoy muy feliz, pues hoy toca festejar. ¡Gracias Dios por un año más!
Gracias Dios por un año más de vida, por las alegrías, la salud en la familia, y por cada uno de mis días.
Gracias Dios, por un año más lleno de vivencias maravillosas, de historias que recordar para siempre y por no dejar de acompañarme en este camino de la vida.
Gracias Dios por un año más de vida, gracias por ayudarme a seguir el camino que me hace más feliz.
Mi día llegó, y que alegría de poder festejar con los míos y poder dar gracias al Señor por un año más.
Hoy estoy cumpliendo años, y para mi, es un día de festejar y divertirse, pero también de agradecer por la vida. Así, quiero agradecerle a Dios por un año más, a mi familia por todo lo que hacen cada día por mi, y a mis amigos y amigas por estar siempre a mi lado.

Es un lujo tenerlos a todos, y espero que por mucho que pasen los años todos nos mantengamos tan unidos como hasta el momento. Espero verlos, ¡y ya saben que están invitados a celebrar junto a mi!
Los años vienen y se van rápidamente ¡Y lo importante es agradecerte a ti, Dios! Pues sin ti nada de esto sería posible.
¡Un año más siempre hay que celebrarlo! Pero primero quiero agradecerte, Dios, por derramar sobre mi tantas bendiciones.
¡Mi deseo es siempre estar cerca de ti, Dios! Porque a tu lado cada año es mejor, recibo muchas bendiciones y no solo este día, sino todo el año. ¡Siento que estas a mi lado y que cuidas de mi!

Por siempre te agradeceré mi salud, mi familia, y trataré de cumplir con tus mandamientos, ¡Pues seguir tus pasos es lo más importante! Gracias también porque cada vez que me caigo aprendo la lección, y sé que tus decisiones son mejores que las mías. 
¡Gracias Dios por un año más de vida! Soy una persona con mucha suerte, tengo todo lo que necesito, y hoy estoy cumpliendo años junto a los míos.
Un año más de vida llega para mi hijo, y, en primer lugar, yo quiero agradecerle a Dios. Espero que vivas esta nueva edad con la misma ilusión que la anterior, con todos los planes que tienes en mente, que quieres desarrollar, y que espero este sea el año en el que los plasmas en la realidad.
Dios, con mi corazón te agradezco cada segundo de vida, cada momento compartido, y cada abrazo que recibí hoy.
Con pequeñas bendiciones
fuiste acumulando mi vida. 
¡Muchas gracias, Dios!

Cada año es mejor, 
pues tu guias mi vida, 
tengo la mejor familia, 
gozo de buena salud, 
y un buen trabajo.

¡No tengo nada que pedir, pues contigo lo tengo todo!
Este año he tenido días buenos y días malos ¡Y de todos he aprendido algo! Gracias Dios por permitirme disfrutar de tanta salud, por siempre guiar cada paso que doy, y por las personas maravillosas que tengo a mi alrededor. ¡Siempre te agradeceré!