Feliz Cumpleaños Hermana Dios te Bendiga

Encontradas 38 felicitaciones de cumpleaños:

Hermana, que Dios te bendiga en este día de cumpleaños, y que siga protegiendo tu camino, guiando tus pasos y dándote todo su amor. Espero que hoy sientas el calor de la familia, el orgullo que todos sentimos por ti, y la admiración. ¡Muchas felicidades!
Hermana hoy le pido a Dios...
Sabiendo que te tengo como hermana
Que Dios te bendiga, mi querida hermana, y que en este día de cumpleaños sonrías mucho y disfrutes de todo lo bueno que te va a pasar. Cada detalle en esta vida es importante y hoy tendrás muchos y muy hermosos.

Mereces un año perfecto, de vivencias nuevas, pero también de paz y armonía, de aprendizajes y de buenas noticias. Yo estaré a tu lado para acompañarte un año más en la vida. ¡Muchas felicidades!
Que Dios te bendiga otro año más, hermana
Que Dios te bendiga en tu día de cumpleaños y en todos los demás, hermana querida. Crecer contigo ha sido el mejor regalo que la vida me podía dar. ¡Hemos vivido tantas cosas buenas! y todas ellas están en mi corazón y se quedarán ahí para siempre.

Espero que sigas siendo feliz en la vida, que continúes con tus proyectos, con todos tus planes y que nunca pierdas las ganas de seguir aprendiendo. Todo eso te hace ser muy especial, y que todos te admiren allá a donde vayas. ¡Te amo! ¡Feliz cumpleaños!
¡Feliz cumpleaños, hermana! Que Dios te bendiga cada día y que hoy tengas tantas alegrías como minutos tiene el día. Yo quiero dar las gracias por tenerte en la familia, y por todo lo que hemos vivido. Deseo que sigamos apoyándonos en todos los momentos.

No olvides que con este año vendrán nuevas oportunidades, retos y motivaciones. Afronta aquello que te hagan feliz y sigue siendo tal y como eres. ¡Te amo!
¡Feliz cumpleaños, querida hermana! Hoy deseo que Dios te bendiga y te siga alumbrando con su luz. Que continúes caminando con tanta fuerza y que estés muy orgullosa porque eres una muy buena persona.

Me alegra la vida saber que somos inseparables y es que cuando estoy junto a ti siento que soy invencible. Tú me lo das todo y aprendo cada día de tu generosidad, no olvides que estaré siempre para ti, pase lo que pase. ¡Te quiero muchísimo!
Sé que no hace falta que llegue tu cumpleaños para dedicarte unas palabras bonitas, pero también creo que es un momento perfecto para hacerlo una vez más. Siento mucho orgullo de que seas mi hermana y sé que mi vida es más fácil, más alegre y más divertida gracias a ti. ¡Muchas felicidades! ¡Que Dios te bendiga!
Hermana, poder felicitarte hoy es un regalo, porque es tenerte otro año más, y para mi, saber que tú existes en este mundo que a veces me resulta caótico, me da paz, esperanza y tranquilidad. ¡Brindemos por tu cambio de edad! ¡Feliz cumpleaños y que Dios te bendiga!
Hermana bella, no sabes lo mucho que le pido a Dios que te bendiga todos los días de cada año, y sobre todo hoy en tu cumpleaños para que te cuide mientras caminas y te ilumine cada vez que lo necesites.

¡Feliz cumpleaños hermanita, te quiero más que a nadie en este mundo!
Hermana, eres tan preciosa, fuerte, brillante y valiosa como un diamante. Es imposible para mí no admirarte como ser humano, pues, no me cabe duda de que eres alguien súper especial en este mundo. Te deseo un cumpleaños maravilloso y deslumbrante que siempre puedas recordar. Le pido a Dios que te siga bendiciendo día tras día en este nuevo año de vida.
Tengo una vida completa porque te tengo a mi lado, hermana querida. ¡Feliz cumpleaños y que Dios te bendiga! Espero que hoy no dejes de hacer nada de lo que quieres, ¡y que tengas muchos regalos!

Me encantaría estar contigo para festejar, pero ya sabes que este año no será posible, por eso te envío todo mi amor por aquí. ¡Un abrazo!
Hermana mía, compañera de vida, de vivencias, experiencias y miles de risas, ¡que Dios te bendiga en este hermoso día! Cada cumpleaños es importante y vamos a hacer que este sea maravilloso, con tu pastel preferido, bailes y buena compañía. ¡Muchas felicidades!
¡Feliz cumpleaños, hermana! Pasa otro año más y, sin duda, todos los que te amamos estamos felices por ti, deseando verte y pasar un rato contigo para festejar y brindar por todo lo que has conseguido.

 Espero que tengas otros 365 días de paz, armonía, éxitos, ¡y que Dios te bendiga!
Hoy es tu cumpleaños, hermana, año tras año ese número aumenta, gracias a Dios, nuestro señor, que te bendice todos los días y todas las noches para que vivas permanentemente feliz, hermosa y rodeada de personas que te aman desde lo más profundo de su corazón.

Te deseo un cumpleaños magnífico porque te mereces un millón de cosas buenas que te hagan ser la mujer más feliz de este mundo. ¡Que Dios te siga bendiciendo hoy y siempre hermanita! Te quiero interminablemente.
¡Feliz cumpleaños, hermana! Me encanta que llegue tu día porque siempre lo paso junto a ti. Tenemos tiempo para hablar y para contarnos miles de historias, para recordar momentos de la infancia, para reír y para dar gracias por la vida que tuvimos.

Espero que cada paso que des, lo des con firmeza, pues tienes todas las fuerzas para hacerlo. Deseo que en este año nada te pare, que sigas persiguiendo todos tus sueños y que Dios te bendiga.
¡Feliz cumpleaños, hermana! Que Dios te bendiga y que cada uno de los deseos que pidas hoy al soplar las velas pueda verse realizado en este año que empiezas. Hoy festejaré y estaré todo el tiempo que pueda a tu lado, pues es lo que más me gusta en esta vida, poder estar contigo.

Eres la persona que mejor me comprende y que más fuerza me da, estar contigo siempre es bueno, y no sabes cuanto te echo de menos cuando nos separamos. Así que para este año mi deseo es que pasemos mucho más tiempo juntas, porque lo peor es cuando nos separamos.