Feliz Cumpleaños para un Hijo

Encontradas 54 felicitaciones de cumpleaños:

¡Feliz cumpleaños, hijo! Hoy es uno de los días más importantes de toda tu vida. Estoy deseando que recibas los regalos que más anhelas. Pero no olvides que lo más importante es aquello que proviene del corazón.

Hoy ama más que nunca, practica el bien y encara la vida de frente. Inspírate en aquello que te trae alegría y felicidad. Y vive todos los momentos en paz. Ten un lindo día, como tú, hijo mío.

Disfruta de tu día con alegría, hijo
Que Dios te bendiga en tu cumpleaños, hijo

¡Hijo lindo, feliz cumpleaños! Que sea un día muy especial y que lo celebres con mucha alegría en el corazón. Momentos importantes como este merecen toda nuestra felicidad, por eso espero que aproveches cada segundo de este día.

Estaré siempre a tu lado cuando necesites de mí, hoy y siempre. Sé muy feliz en esta nueva etapa, que todos tus deseos se hagan realidad. ¡Te amo mucho! ¡Felicidades por tu cumpleaños!

¡Feliz cumpleaños, hijo! Eres mi tesoro y el gran amor de mi vida.

Hoy me desperté muy feliz porque tú, hijo mío, celebras otro año de vida. ¡Felicitaciones! Por supuesto que me gustaría que estuvieras cerca para celebrar juntos esta fecha, pero la distancia no lo permite.

Eres una persona maravillosa; el hijo que cualquier persona desearía tener. Y aunque lejos el uno del otro, quiero que sepas que siempre estamos unidos por algo más grande: el amor.

Tres años después y continúo hipnotizada por tus ojitos de príncipe. Soy una madre realizada, pues en ti, hijo mío, tengo mi mejor logro en la vida. ¡Feliz cumpleaños mi tesoro!

Y cada día que pasa pienso que ya no puedo ser más feliz, pero me sonríes, dices tus primeras palabras, empiezas a caminar… Tu eres mi y más perfecto amor, pues durará lo que dure la eternidad. ¡Te amo hijo!

Hijo mío, revive hoy intensamente el día en que viniste al mundo, el que fue el día más mágico de mi vida. Mi primer contacto contigo robó mi corazón para siempre, y me transformó en la madre más feliz del mundo. ¡Feliz cumpleaños, mi tesoro!

Haz venido a dar un nuevo y mayor significado a mi vida, y todos los días llenas mi corazón de orgullo y amor. ¡Y cómo es grande ese amor, hijo mío! Es eterno e incondicional, mayor que el tiempo y superior a la propia vida.

Disfruta de tu día, mi ángel, y todos los días aprovecha la vida como el gran regalo que eres. Sé feliz, es sólo lo que te pido. ¡Yo te amo!

Hijo mío, a través de ti recibí la mayor de todas las bendiciones. Un hijo querido, dedicado y cariñoso; tú eres mi sueño hecho realidad, mi alegría diaria, mi amor eterno.

Por ti agradezco todos los días al Señor, y a él le pido que lo cuide, proteja y oriente en mi ausencia. ¡Feliz cumpleaños mi amor!

Soy una madre bendecida y feliz, por ti mi amor jamás tendrá límites o condiciones. Solo deseo que seas feliz, y que recorras siempre el camino que Dios trace para ti.

Que el señor te bendiga, hijo mío, y que hoy y siempre ilumine tu corazón con bondad, amor y paz. ¡Te amo!

Mi amado hijo, cada vez que llega este día me invade una nostalgia buena, es inevitable al recordar como llorabas o reías en mis brazos, tan pequeño y frágil. Pues fuiste mi primer hijo y llegaste para transformar un sueño en realidad.

¡Feliz cumpleaños, mi bien! Te deseo toda la alegría del mundo, pues de la felicidad de mis hijos depende también la mía. ¡Felicitaciones, mi amor, primer fruto de mi vientre, y que seas siempre feliz!

Hijo mío, eres mi mayor orgullo. Quiero aprovechar tu cumpleaños para recordarte que eres una persona maravillosa y que me siento muy feliz de verte crecer, madurar y caminar en la dirección que has escogido.

Aprovecha mucho cada momento del día de hoy, pues se trata de un día especial. Sé muy feliz ahora y siempre. ¡Felicidades por tu cumpleaños, orgullo mío! ¡Te amo!

Te vi nacer y crecer y he sido testigo de cómo te convertiste en un hombre, y hoy no me cabe el orgullo que siento por ti. ¡Feliz cumpleaños, hijo!

En el día en que llegaste a este mundo, toda mi vida cambió para mejor, y desde entonces vivo para verte feliz. Nada es más importante que tú y este amor que tengo por ti será más grande que la eternidad.

Te deseo todo lo mejor, mucha salud para que conquistes tus sueños, buenos amigos que estén a tu lado en las buenas y en las malas, éxito en el amor y en todo lo demás. Yo siempre estaré aquí para ti. ¡Te amo, hijito mío!

¡Feliz Cumpleaños, hijo mío! Hace seis años que mi vida cambió de una manera que jamás podrías imaginar. Todos los días me das razones para ser feliz, para sonreír, cantar y bailar sin temor.

Eres la persona más importante que existe para mí y todavía sólo tienes seis años. Apenas deseo estar presente en todas las etapas de tu vida para hacerla aún más especial. ¡Que pases un día lleno de alegría, mi amor!

Mi hijo querido y amado, cumples otro año de vida y cada día que pasa crece en mi corazón el amor que nació el día que supe que estaba embarazada. Esta ha sido la mayor aventura de mi vida, y la realización de un sueño muy querido.

¡Felicitaciones por tu cumpleaños, hijo! Que Dios te conceda muchos años de vida y te bendiga siempre, con felicidad, salud, paz, amor y éxito.

¡Mi amor, mi hijo amado, feliz cumpleaños! Yo te puse en el mundo, pero aun así, me cuesta creer que hoy cumplas dieciocho años.

Hubo ocasiones en las que deseé que el tiempo se detuviera, que por siempre te pudiera tener para mí, como un bebé hermoso y amoroso.

Pero ahora reconozco que es tan grande y maravilloso el logro de ver tu crecimiento, que siento vergüenza de esos pensamientos.

Hoy sólo deseo tu felicidad, no importa cómo, y puedes estar seguro que estaré siempre aquí a tu lado. ¡Te quiero, hijo mío!

Amado hijo mío, hoy estás completando una etapa más de tu vida. Espero que este nuevo ciclo te traiga muchos descubrimientos, que alcances todos tus objetivos y que tengas la paz y la fuerza necesaria para seguir adelante.

Eres mi mayor orgullo y me siento muy feliz por estar contigo en todos los momentos importantes de tu vida. ¡Feliz cumpleaños, querido! ¡Te amo!

¡Felicidades, hijo! Estoy muy feliz por celebrar esta fecha a tu lado una vez más. Compartir mis días y mi vida contigo ha sido una experiencia maravillosa e inolvidable.

Te deseo un día colmado de cosas positivas, y, por supuesto, que todos tus sueños se realicen. Tengo mucho orgullo del ser humano deslumbrante en el que te has convertido. Te adoro, hijo. Feliz cumpleaños.