Frases de Cumpleaños para un Hijo de 2 Años

Encontradas 28 felicitaciones de cumpleaños:

Cuando te vi por primera vez sentí un amor gigante, y hoy que celebramos tus dos añitos me doy cuenta de que ese amor es cada vez más grande. ¡Feliz cumpleaños, hijo mío!
Mi preciado tesorito
Un día como hoy te recibimos
Hoy cumples dos añitos, ¡Y me parece que los días han pasado muy rápido! Prometo que siempre voy a cuidar cada uno de tus pasos.
¡Dos añitos de dulzura! Siempre vas a ser ese bebé que iluminó nuestras vidas desde el primer día. ¡Feliz cumpleaños!
Hace dos años tuve la suerte de verte por primera vez, hijo, ¡Y fue amor a primera vista! Hoy celebro tu vida y la enorme felicidad que provocas. ¡Feliz cumpleaños!
Llegaste a nuestras vidas de sorpresa, ¡Hoy celebramos con mucha emoción tus dos añitos, hijo! ¡Te amamos!
Eres lo más valioso que tenemos, hijo. Cada momento junto a ti es dulce y lleno de sonrisas ¡Te adoramos! ¡Feliz cumpleaños número 2!
Cuando llegaste me pregunté como era posible sentir tanto amor por algo tan chiquitico, la respuesta me la das con cada carcajada, cada palabra y cada gesto. ¡Felices dos añitos!
Eres mi estrella personal, mi niño sin igual y por eso deseo que este cumpleaños sea muy especial. ¡Felicitaciones en tus dos añitos!
¡Mi bebé está tan grande! Quisiera tenerte siempre en mis brazos, pero poco a poco ellos se van haciendo más pequeños y tu más grande. ¡Feliz segundo cumpleaños, hijo!
El bebé de la casa cumple 2 añitos de vida, ¡feliz cumpleaños, mi pequeño!
Cuando llega esta fecha, recuerdo con mucha nostalgia tu llegada a nuestras vidas. ¡Feliz cumpleaños, hijito! ¡A soplar esas dos velitas!
Con solo dos años ya tienes a toda la familia loca de amor. Eres la luz que nos ilumina, nunca dejes de brillar. Felices 2 años, felices nos has hecho. ¡Te amo!
Doy gracias a la vida por tenerte ¡Con cada año que pasa, estoy más feliz! ¡Felices dos añitos, hijo!
¡Feliz cumpleaños, hijo! 2 años cuidándote, protegiéndote, dándote amor, y sobretodo, siendo feliz contigo.
No hay sentimiento más puro que el que sentí cuando te vi, cargarte en mis brazos fue una bendición. ¡Hijo, felicidades en tu segundo cumpleaños!