Nuevas Felicitaciones de Cumpleaños

Una nuera como tú merece la mejor de las celebraciones, ¡feliz cumpleaños!
¡Que los cumplas feliz, doctora! Es un día tan hermoso como usted, y se merece que sea muy bueno. Deseo que su profesión le permita tener unas horas de descanso para dedicarse a si misma, y para estar con los suyos.
Hermanita, sin ti, no sería ni la mitad de todo lo que soy ahora, gracias por todo. ¡Feliz cumpleaños!
Una jefa como tú, no se encuentra tan fácilmente. ¡Feliz cumpleaños!
Las amigas se cuidan, se respetan, se valoran, se dan cariño y alegría, y eso es lo que hemos hecho tú y yo a lo largo de toda nuestra vida. Hoy pasa un año más para ti, y nada de lo que fuimos, nada que tenga que ver con nuestra amistad ha cambiado, pues esta se mantiene fuerte y sólida, y eso es la mayor de las alegrías.

Que pase un año más para ti, significa mucho. Significa que continúas siendo una persona maravillosa, pero con más experiencias. Así, festejaremos por todo lo que has vivido este año, pero también, por todo aquello que te queda por vivir, y de lo que aprenderás en este que viene.

No imaginas la gran dicha que siento por estar a tu lado, ¡brindaré para que sea para siempre! ¡Feliz cumpleaños, querida!
Por un año más formando parte de la familia, ¡feliz cumpleaños, nuera!
Saber que eres mi doctora es sinónimo de saber que siempre tendré todos los cuidados que necesito, y eso es algo que no tiene precio. En este importante día para ti, quiero agradecerte, por esa paz y esa tranquilidad que me da tu presencia en mi vida.

Deseo que festejes tu cumpleaños, y que tengas hoy mucha alegría, pues tienes grandes motivos para que así sea, ya que eres una persona maravillosa, con muchas virtudes, ¡así que puedes sentirte muy orgullosa! ¡Muchas felicidades!
Amiga de mi alma, que en este año llegue para ti todo lo que no sé ha cumplido aún. ¡Muchas felicidades!
Amiga, eres una mujer única ¡Espero que tengas un feliz cumpleaños! Y que Dios permita que nuestra amistad sea eterna.
Por fuera pareces una niña pequeña, hermana, ¡Y es porque la vida ha sido muy generosa contigo! ¡No aparentas la edad que tienes!
Hoy espero que pases un día muy feliz, con la compañía de las personas que más te aman. ¡Muchísimas felicidades!
Usted es una maestra de la vida, no solo de la teoría. ¡Feliz cumpleaños! 
Lo que te quiero yo es tan inmenso que no existe unidad de medida. ¡Feliz cumpleaños, hermana!
Hermanita, ¡muchas felicidades en tu día! Ya sé que tienes alguna cosa preparada para festejar hoy, y yo soy muy feliz por formar parte de ello. Sabes que te ayudaré en todo lo que necesites, y no solo hoy, sino siempre que me lo pidas.

Verte sonreír por ser tu cumpleaños, disfrutando de todo lo que viene, va a hacerme muy feliz, pues me encanta cuando estás así.
Gracias Dios por un año más de vida, por las alegrías, la salud en la familia, y por cada uno de mis días.
Lo que viene a continuación
son unas cuantas palabras de amor.
Para ti, mi amiga querida,
esa persona por quien siento
tanta y tan inmensa admiración,
a quien adoro, de quien aprendo
y a la que más quiero.

Hoy como cada año,
el día se transforma
en una sucesión de horas mágicas,
en las que festejamos
con gran entusiasmo tu día,
ese hermoso momento
en el que llegaste a la vida.

Amor, cariño, abrazos y emoción,
esas espero sean las palabras
por las cuales recuerdes hoy.

¡Feliz cumpleaños!
El regalo más reciente que me ha hecho la vida, has sido tú, pequeña. Hoy cumples un año más, y yo lo puedo decir muy alto y claro, ¡qué orgullo de hermana que tengo!

En tu corta edad, ya me has demostrado muchísimas cosas, y mi vida desde que llegaste es mucho más alegre y divertida. ¡Feliz cumpleaños!
Le agradeceré por siempre todo lo que hizo por mi, y como sé que hoy es un día importante, tengo algo que decirle… ¡Feliz cumpleaños, doctora!
Hoy me levanté y lo primero que quise hacer era agradecerte, Dios, ¡Eres tan bondadoso! ¡Gracias por tantas bendiciones en mi cumpleaños!
Los lazos que tenemos son muy fuertes, hermana, y espero que se mantengan así por mucho tiempo, pues nuestra complicidad, amistad, y el cariño que nos une es muy especial. 

¡Feliz cumpleaños! Te mando un abrazo gigante, y recuerda que mi regalo para ti es todo el amor que puedas recibir. ¡Te quiero mucho!
Eres una de esas amigas que son realmente especiales, esa que me hace reír con pocas palabras, y siempre está presente en mi vida, así que, ¿Cómo no celebrar este año que la vida te regala? ¡Felicidades!

Te deseo toda la felicidad, y que sigamos cultivando nuestra amistad por muchos años más. ¡Feliz cumpleaños!
Con pequeñas bendiciones
fuiste acumulando mi vida. 
¡Muchas gracias, Dios!

Cada año es mejor, 
pues tu guias mi vida, 
tengo la mejor familia, 
gozo de buena salud, 
y un buen trabajo.

¡No tengo nada que pedir, pues contigo lo tengo todo!
El amor que siento por ti no ha disminuido
El comienzo de una hermosa vida juntos
A la doctora más cercana que nunca tuve, de trato más humano y respetuoso, de carácter siempre afable, a ti, que me atiendes siempre de la mejor manera, ¡feliz cumpleaños!

Tengo la suerte de que hayas llegado a mi vida, nunca me gustó mucho ir al médico, pero desde que eres mi doctora, ¡no tengo problema! ¡Gracias por tu profesionalismo!
¡Feliz cumpleaños, hija! Hoy le daremos gracias a Dios por un año más de vida, prepararemos una linda celebración, e invitaremos a todos tus amiguitos y amiguitas a venir a festejar junto a ti, ¡pues mereces un día maravilloso!

¡Has crecido tanto, y estás tan hermosa! Es una alegría constante estar junto a ti, no paro de aprender y de reír, ¡me haces muy feliz!
Amiga, igual pensabas que me iba a olvidar de este gran día… pero nunca descuidaría el cumpleaños de una persona tan querida, así que ahí viene… ¡muchas felicidades! Espero que hayas tenido un día de muchas emociones, sorpresas, buena comida, y porque no decirlo, ¡regalitos!

Siento no haber podido verte hoy pero mañana nos veremos y me puedes contar todo lo que hiciste, ¡con todos los detalles! No dejes de ser nunca como eres, ¡pues eres una persona divina! ¡Te adoro!
Nadie como tú para animar una fiesta, ¡y más si es la tuya! ¡Feliz cumpleaños, amiga!
Lo único que quiero es que la vida te sonría. ¡Feliz cumpleaños, hermanita!
Vuestro matrimonio es envidiable, sois dos personas únicas con una gran fuerza que unida es mucho mayor. ¡Feliz aniversario de bodas, pareja!
Por un año más para ti, en el que deseo que nos encontremos más, que compartamos muchas historias, y que continuemos apoyándonos como hasta ahora. ¡Feliz cumpleaños, amiga!

Tenía muchas ganas de que llegase tu día, para darte un gran abrazo, y para estar unas horas a tu lado. ¡festejando que una nueva edad para ti ha llegado!
No hay nada que desee más que celebrar tu cumpleaños, amiga. ¡Felicidades! ¡Continúa siendo una hermosa persona, querida!
Este año recibí tantas bendiciones que se me hace imposible no agradecerte, Dios, ¡Gracias por uno de los mejores años de mi vida! Por hacer que este día fuera maravilloso en cada posible forma, por recibir tantos hermosos deseos de las personas menos imaginables, y por guiarme a lo largo de mi vida. 
¡Cuanto adoraría tenerte toda la vida! Eres la mejor hermana y te quiero mucho. ¡Feliz cumpleaños, a la más cariñosa de todas!
Cuando estamos juntas todo es más especial, y hoy no será la excepción. ¡Feliz cumpleaños, amiga!
Hermanita, por fin ha llegado ese día especial, en el que no dejo de ver tu sonrisa ni un minuto, pues tu emoción por cumplir años es tal, que quieres usar todo el día para festejar.

Siempre lo pasamos muy bien celebrando tu cambio de edad, recuerdo cada año de los que ya pasaron y todos fueron hermosos, lindas memorias que guardar. Así que sé que hoy será igual, la pasaremos muy bien, estaremos en familia, tendrás sorpresas y el pastel que más te gusta. ¡Muchas felicidades!
Hoy pasa un añito más
para mi hija, que se
hace más mayor
y que encara una
nueva edad con
mucha ilusión.

Así que, en este
día importante,
de cambios y también
de diversión,
yo quiero
darle gracias a Dios.

Yo sé que ella
lo tiene todo
para brillar,
pues vive intensamente
y tiene muchos
sueños y capacidades.

¡Hoy será un día solo
para celebrar!
Seguro que tu familia está muy orgullosa de ti, doctora, pues año tras año, eres mejor persona. ¡Muchas felicidades!
Una hermana como tu es un regalo, es una bendición, y es que no consigo imaginar una vida sin ti, pues eres la mejor. Hoy que cumples años, y que te haces un poco más mayor, es para mi un día importante, y de cierta reflexión, ya que el tiempo pasa, y es hermoso verte tan bien ante la vida, con tanta energía y alcanzando todo aquello que querías.

No pares de brillar como solo tú lo haces nunca, querida. ¡Feliz cumpleaños!
Hoy festejaré junto a mi gente, pues soy feliz por tenerlos y por seguir creciendo. ¡Gracias Dios por un año más de vida!
No importa que seas más pequeña pues aprendo de ti cada día. ¡Feliz cumpleaños, hermana!
¡Feliz cumpleaños, doctora! Te deseo un año de plenitud, de buenas energías, de pasar tiempo con la familia, y tener grandes alegrías. Espero que sigas dando tan buenos consejos por mucho tiempo, y que continúes siendo mi doctora para siempre.
Gracias Dios por un año más de vida de mi hijo, es una alegría verle tan feliz, tan crecido, con salud y convirtiéndose en una hermosa persona. Hoy festejaremos todos los cambios que está haciendo, todo lo bueno que nos dio la vida desde que el llego.

Como ya saben, ¡todos nuestros seres queridos están invitados a unirse a la celebración!
¡Un año más siempre hay que celebrarlo! Pero primero quiero agradecerte, Dios, por derramar sobre mi tantas bendiciones.
Un médico es bueno cuando ejerce su profesión con pasión y mucho cariño. ¡Y tu eres así, doctora! ¡Te deseo un feliz cumpleaños! Que tu vida sea bendecida, y continúes cuidando de nosotros con el mismo empeño y dedicación. ¡Te quiero mucho!  
Se siente muy bien recibir tantas felicitaciones de cumpleaños, pues significa que todos mis amigos tienen aprecio por mi. ¡Gracias a todos! ¡Agradezco a Dios por la presencia de cada uno de ustedes en mi vida! ¡Soy una persona verdaderamente afortunada!
Mi niño, eres la alegría y la luz de cualquier hogar donde entras. ¡Feliz cumpleaños!
Hay tanto que quisiera decirte hoy que no sé por donde comenzar, hermanita. Desde que llegaste a mi vida muchas cosas cambiaron, tuve que aprender a cuidar de alguien más pequeño, aprendí a compartir, a enseñarte cosas, a tenerte paciencia, ¡Pero tu me enseñaste muchas cosas más! Me enseñaste a sentir mucho amor, y a divertirme como nunca antes.

Ahora eres tan madura que a veces me olvido quien es mayor, ¡Eres tan madura para tu edad y tan independiente! Poco a poco nos vas enseñando que ya no eres tan pequeña.

Espero seguir aprendiendo, que crezcamos y que todos los cumpleaños los celebremos en familia. ¡Felicidades! ¡Te quiero muchísimo!
Quiero estar junto a ti siempre
Dios, con mi corazón te agradezco cada segundo de vida, cada momento compartido, y cada abrazo que recibí hoy.
Doctora preferida, alguien me dijo que estabas cumpliendo años hoy, y yo decidí venir a felicitarte en persona. ¡Te deseo tanta felicidad, como dedicación nos tienes a tus pacientes! 

Es tan tranquilizador estar a tu lado, y saber que harás todo lo posible para aliviar mi dolor. ¡Que Dios te bendiga, y feliz cumpleaños!