Frases y Mensajes de Cumpleaños para Mujeres

Encontradas 71 felicitaciones de cumpleaños:

Hoy es el cumpleaños de una de las mujeres más increíbles que conozco. Mi querida suegra, que siempre me acogió con cariño, le deseo un cumpleaños maravilloso.

Que este año le traiga mucho amor para sí y para toda su familia, porque son todos increíbles y merecen solo lo mejor. Espero que este día pueda estar rodeada de todas las personas que ama, que es la mejor parte de cumplir años.

Me alegra poder ser parte de este día especial porque siento un gran cariño por usted.

¡Felicidades, mi suegra querida!

La mujer de mi vida celebra un año más de existencia. Felicidades, madre, por estar siempre a mi lado y apoyarme incondicionalmente. Espero que este día sea especialmente intenso, pues tú te mereces todo lo que hay de maravilloso en el mundo.

Agradezco todo lo que me has dado desde siempre. Soy quien soy gracias a ti. Ten un cumpleaños tan lindo como tú, madre querida. ¡Te amo!

¡Querida esposa, feliz día! Recibe las más grandes bendiciones y felicitaciones a las que tienes derecho. Tenerte cerca y poder contar contigo es un regalo maravilloso. Tu amor incondicional llena cada rincón de nuestro hogar.

¡Eres la mujer de mi vida y si tuviera la oportunidad de vivir de nuevo, quisiera que volvieras a serlo! Te amo mi linda.

Hoy siento una alegría especial por estar un año más a tu lado en este cumpleaños, amor mío. Eres la esposa más encantadora que existe, la mujer más bella, el ser humano más increíble. ¡Felicidades por un año más de vida, querida!

Tengo toda la suerte del mundo por compartir mi tiempo con alguien tan generoso como tú. Y solo aspiro que la vida continúe sonriendo en tu dirección. No olvides que, por más que a veces discutamos, yo siempre estaré enamorado de ti. ¡Feliz cumpleaños, amor mío!

Amiga mía, te deseo un día hermoso y que tu corazón se llene de buenos sentimientos. Tú te mereces toda la felicidad del mundo. ¡Feliz cumpleaños!

En días como este recuerdo cuando nos conocimos y todas las aventuras que disfrutamos juntos, y por eso amiga, quiero ser una de las primeras personas en felicitarte por haber cumplido un año más.

Eres una mujer espectacular tanto por fuera como por dentro y quiero que seas feliz con la persona indicada.

Lamentablemente ese alguien especial no soy yo, pero sé que lo vas a conseguir y esa persona se va a sentir la más afortunada del mundo por tenerte.

Espero que este sea el comienzo de un año repleto de bendiciones, salud y muchos éxitos.

¡Feliz cumpleaños, querida!

Eres una persona muy importante en nuestra familia y desde el momento en que te vi, supe que eras la mujer ideal para nuestro hijo.

Por esta razón queremos desearte el día más lindo de todos y que Dios los bendiga a ambos. Gracias, porque junto a ti, nuestro hijo es el hombre que siempre quisimos que fuese.

Pido que la sabiduría esté presente en cada una de tus decisiones y la alegría invada tu noble corazón.

¡Feliz cumpleaños, nuera!

Mi querida embarazada, estoy muy feliz de que estés cumpliendo años y de que estemos a espera de ese lindo bebé. Eres una mujer espectacular que emite una alegría sin igual. Tengo la certeza de que vas a ser una madre excepcional, y que vas a consentir mucho a todos tus hijos.

Que Dios te bendiga con mucha sabiduría, paciencia y amor para repartir a todos los miembros de tu familia. ¡Feliz cumpleaños, linda!

Cumplir 15 años es ser aún una niña media inocente, que baila y salta; y un poco esa mujer madura que ya sabe lo que quiere. ¡Celebra esta noche de mis sueños conmigo!

¡Feliz cumpleaños, amiga mía!
Que este sea un día
lleno de amor y alegría.

Que recibas mucho cariño
y todos tus deseos
se hagan realidad.

Que Dios te bendiga
con un montón de años de vida
con salud y felicidad.

Te quiero mucho
y para siempre tendrás mi amistad,
mi apoyo y toda mi admiración.

Eres una gran mujer
y te mereces lo mejor:
ser feliz todos los días de tu vida.

En tu cumpleaños, amiga querida, por muy bellas que sean las palabras que puedan decirte todas las personas que te quieren, escucha siempre primero a tu corazón.

Muchas veces el silencio dice más que cualquier palabra. Sigue tu corazón y jamás te sentirás perdida. Las palabras pueden ser muy profundas, pero lo que sientes será siempre perfecto para ti. Aquello que busques intenta siempre hallarlo primero en ti misma, así podrás compartir en lugar de buscar fuera algo que no posees dentro de ti.

Ya eres una mujer adulta, pero conservas siempre esa ternura de niña, brillas con tu propia luz amiga mía.

Disfruta este gran día, con felicidad, paz y armonía, con todos tus seres queridos, ¡escucha tu corazón! Sigue siempre sus indicaciones y no sufrirás ninguna decepción. ¡Felicidades!

Querida amiga, hoy quiero desearte un feliz cumpleaños y decirte que lamento mucho que estés tan lejos. Quisiera poder abrazarte y formar parte de tu día especial, estando a tu lado.

Lamento que mis deseos sean enviados desde lejos. Créeme que van llenos de sentimiento y buenas vibras, espero que lleguen a ti y puedan contribuir para que tengas un día maravilloso.

¡Te adoro, amiga mía! Felicidades y un beso lleno de nostalgia.

Mi princesa adorada cumple hoy dos anillos de vida, y es mucha la felicidad que estoy sintiendo.
Estos dos años fueron de verdaderos descubrimientos e infinitas emociones. Todos los días he aprendido algo nuevo y diferente contigo, pero todavía tengo todo un mundo por descubrir.

Hija de mi corazón, que Dios te dé muchos años felices de vida, mucha salud, amor y amistad. Seré feliz si creces y te conviertes en una mujer fuerte y realizada.

¡Felicidades, mi princesa! Mi corazón es tuyo para siempre.

Mi amada hija, hace veinte años que te sostuve por primera vez en mis brazos, pequeña e indefensa. Hoy te transformaste en una mujer linda y maravillosa. ¡Feliz cumpleaños mi retoño de amor eterno!

Es un orgullo y un privilegio ser tu madre, y a lo largo de estos veinte años haber acompañado tu crecimiento, tu evolución, tu brotar hacia el mundo. Pero, aunque ahora seas adulta, para mí serás siempre ese bebé que lloraba y reía en mi regazo.

¡Muchas felicidades hija mía! Que nunca falten los sueños en tu vida, que los realices y nunca pares de soñar y de luchar por ellos. Que las dificultades sean vencidas y que se transformen siempre en aprendizajes.

¡Te amo mucho, mi bella hija! Eres un ejemplo como hija y mujer. Nunca olvides que estaré aquí para ti siempre, para lo que necesites o sencillamente para estar.

Un día tú fuiste la niña que me robó el corazón, y hoy eres la mujer que lo llena de orgullo. ¡Feliz cumpleaños, hija! Te deseo muchas alegrías para hoy y que todos los días de tu vida encuentres razones para ser feliz.

Que sigas tu camino sin dudar nunca de tu fuerza y capacidad para conquistar lo que te propongas. Para siempre serás mi amor verdadero y eterno.