Frases y Mensajes de Cumpleaños para Mujeres

Encontradas 278 felicitaciones de cumpleaños:

¡Querida esposa, feliz día! Recibe las más grandes bendiciones y felicitaciones a las que tienes derecho. Tenerte cerca y poder contar contigo es un regalo maravilloso. Tu amor incondicional llena cada rincón de nuestro hogar.

¡Eres la mujer de mi vida y si tuviera la oportunidad de vivir de nuevo, quisiera que volvieras a serlo! Te amo mi linda.
Para mi eres un ejemplo
Te has convertido en una mujer maravillosa
Hoy es el cumpleaños de una de las mujeres más increíbles que conozco. Mi querida suegra, que siempre me acogió con cariño, le deseo un cumpleaños maravilloso.

Que este año le traiga mucho amor para sí y para toda su familia, porque son todos increíbles y merecen solo lo mejor. Espero que este día pueda estar rodeada de todas las personas que ama, que es la mejor parte de cumplir años.

Me alegra poder ser parte de este día especial porque siento un gran cariño por usted.

¡Felicidades, mi suegra querida!
Eres una mujer fuerte
Y llegas a los 20 con tu sonrisa radiante
La mujer de mi vida celebra un año más de existencia. Felicidades, madre, por estar siempre a mi lado y apoyarme incondicionalmente. Espero que este día sea especialmente intenso, pues tú te mereces todo lo que hay de maravilloso en el mundo.

Agradezco todo lo que me has dado desde siempre. Soy quien soy gracias a ti. Ten un cumpleaños tan lindo como tú, madre querida. ¡Te amo!
Hoy siento una alegría especial por estar un año más a tu lado en este cumpleaños, amor mío. Eres la esposa más encantadora que existe, la mujer más bella, el ser humano más increíble. ¡Felicidades por un año más de vida, querida!

Tengo toda la suerte del mundo por compartir mi tiempo con alguien tan generoso como tú. Y solo aspiro que la vida continúe sonriendo en tu dirección. No olvides que, por más que a veces discutamos, yo siempre estaré enamorado de ti. ¡Feliz cumpleaños, amor mío!
Querida mamá, hoy llegas a una cifra muy hermosa, y esto merece que te dedique algunas palabras. Lo primero que te quiero decir es que cuando yo llegue a tu edad, me gustaría ser como tú, parecerme a ti, y saber tanto cuanto tú sabes de la vida.

Siempre me has demostrado que tengo una mamá que es una mujer fuerte, de una gran valentía y sobretodo, muy inteligente. Recuerdo que para ti lo más importante era que aprendiera y que atendiera en la escuela. Siempre me contabas cosas, me leías cuentos, y eso es algo que siempre agradeceré, pues me permitió ser como ahora soy.

Que bueno es saber que hoy festejaremos por todo lo alto, que tendremos una hermosa celebración y que será un día alegre. ¡Feliz cumpleaños mamá! Por un año más de tu hermosa presencia y de tus enseñanzas.
¡Feliz cumpleaños a mi esposa, la mujer más hermosa! Gracias por todo lo que me haces vivir y por ser tan paciente y buena persona, ¡te amo!
En días como este recuerdo cuando nos conocimos y todas las aventuras que disfrutamos juntos, y por eso amiga, quiero ser una de las primeras personas en felicitarte por haber cumplido un año más.

Eres una mujer espectacular tanto por fuera como por dentro y quiero que seas feliz con la persona indicada.

Lamentablemente ese alguien especial no soy yo, pero sé que lo vas a conseguir y esa persona se va a sentir la más afortunada del mundo por tenerte.

Espero que este sea el comienzo de un año repleto de bendiciones, salud y muchos éxitos.

¡Feliz cumpleaños, querida!
¡Feliz cumpleaños a mi ex suegra! Una mujer valiente, al frente de su familia, siempre luchando porque todos estuvieran bien.
Amiga mía, te deseo un día hermoso y que tu corazón se llene de buenos sentimientos. Tú te mereces toda la felicidad del mundo. ¡Feliz cumpleaños!
¡Feliz cumpleaños, mi amor!
He preparado para hoy,
unas palabras que salen
de lo más profundo
de mi corazón.

Y es que quería que supieras
que para mi,
tus ojos iluminan
todo aquello que miras,
tus palabras me dan fuerza
y tengo mucha suerte
pues siempre me animas,
tu carácter me ayuda
y me hace aprender,
y como no decirlo…
¡eres la más hermosa mujer
que un día pude ver!

Deseo que nunca
te canses de mi,
pues tú todo lo eres
para mi,
deseo hacerte feliz,
y que te sientas amada
a cada momento.
Hoy esta cumpliendo años la mujer más importante de mi vida. ¡Felicidades, mamá! Poco a poco te voy entendiendo más, tu manera de actuar, y las veces que no me dejaste salir hasta tan tarde. Quiero decirte que lamento mucho todas las veces que me molesté contigo. 

Con cada año que pasa valoro más tu presencia y tu sabiduría. Tenerte a mi lado me hace muy feliz, es por esa misma razón que quiero celebrar cada uno de tus cumpleaños. 

Que tengas un lindo día junto a todos los que te amamos, y cumplas muchísimos más. 
¡Felices 25 años, hija! Es hermoso festejar por la vida, por todo lo que tiene que ver contigo, porque naciste y por todo lo que conseguiste hasta llegar a esta edad tan especial.

Digamos que cumples un cuarto de siglo, y seguro que piensas en todo lo que la vida te dio y en todo lo que ya hiciste. Es lindo mirar al pasado y ver los logros que alcanzamos, y también todo lo que hicimos para convertirnos en lo que somos.

Yo miro atrás y me siento muy feliz porque te tuve, y por la hija y mujer maravillosa que eres. Sabes que admiro todos tus pasos, que siempre te acompaño y que conmigo puedes contar, que te daré mi ayuda sin pensar.

¡Brindemos por ti y por todo lo que vas a festejar!
¡Eres una mujer espectacular, amiga! Feliz cumpleaños, y que la vida te de muchas bendiciones, pues la belleza ya la tienes.
¡Me parece increíble que ya hayan pasado tres años y estés tan grande, hija! En todo este tiempo me he maravillado con tus ocurrencias, con tu manera de ser y de actuar ¡Pareces una mujercita!

Continúa sonriendo y creciendo. ¡Dios te bendiga hoy y siempre!
Tía hermosa, así hoy sumes un año más a tu vida, tengo que admitirte que sigues igual de reluciente que algunos años atrás. Aparte de ser una mujer espectacular, eres una tía increíble, divertida, graciosa y cómplice en muchas aventuras.

Quererte más de lo que quiero es imposible, pues, tener una tía como tú es un privilegio por el que me siento una persona muy feliz y grata. ¡Feliz cumpleaños, tía! Te pido con toda mi alma que nunca dejes de brillar, y de ser esa mujer que tanto admiro.