Feliz 18 Años Hijo

Encontradas 40 felicitaciones de cumpleaños:

Hijo mío, los 18 años te van a brindar muchas oportunidades y espero que aproveches todas las que te hagan bien, las que te hagan disfrutar de la vida y sentir que tu camino tiene sentido. 

Para mi eres mi angelito, mi niño que no para de crecer y que ya casi es un hombrecito, tienes un gran corazón y te admiro desde el momento en que naciste. Gracias por regalarme tantas sonrisas, por tu generosidad y por enseñarme a ser mamá. ¡Feliz cumpleaños!
El tiempo te ha convertido en un muchacho honrado
Llegas a los 18 años desde tu llegada al mundo
¡Felices 18 años, hijo! Sé que tienes claro que comienzas una nueva etapa, que traerá consigo nuevos aprendizajes, y seguramente, muchas vivencias. Espero que sepas aprovechar todo aquello que la vida te de, pero siempre con consciencia, y sin dejar de lado tus valores, y aquello en lo que crees.

Es muy emocionante ver como te estás convirtiendo en una persona adulta, soy una persona muy dichosa por tenerte como hijo, pues siempre has estado a mi lado, y desde pequeño ya te preocupabas por mi. ¡Te amo!
¡Muchas felicidades, hijo mío! Que los 18 años te deparen mucho éxito, y que con este vengan grandes alegrías.
Cuando naciste no me imaginé que el tiempo pasaría tan rápido, y es que ya estás cumpliendo los 18 años. Has crecido deprisa, y tengo los recuerdos de cada uno de los pasos que diste en la vida, los guardaré para siempre, sé que esas cosas no se olvidan.

Ahora empezarás una nueva etapa, y serán otras las vivencias, muy diferentes a todo lo que has vivido hasta ahora, porque ahora vienen cambios importantes. Poco a poco irás decidiendo por ti, e irás tomando el camino que más te convenga.

Y en todo esto, yo seguiré aquí, como lo he hecho hasta ahora, con mi amor, mi cariño, mi paciencia y con mi admiración por ti. ¡Muchas felicidades, hijo!
Por muy increíble que me parezca, hoy cumples 18 años, hijo mío. No puedo evitar pensar en el pasado, en el día en que llegaste al mundo, lo pequeñito que eras, y cuanto quería cuidar de ti, y que nunca te pasase nada.

El tiempo ha pasado, y cada año que has ido cumpliendo, ha venido cargado de vivencias, descubrimientos y nuevos aprendizajes. Verte llevar a cabo todo ese proceso, verte crecer, y ver como te has ido poco a poco convirtiendo en una persona cada vez más madura, ha sido fascinante.

No cambiaría por nada mi vida, te amo hijito, y quiero que seas muy feliz, y que cuando por lo que sea, estés triste, sepas que me tienes para apoyarte en mi y encontrar las fuerzas que te falten.

Espero que el día de hoy esté lleno de sonrisas, ¡feliz cumpleaños!
¡Felices 18 años, hijo! No paras de crecer, parece que hace tres días te enseñaba a caminar, ¡pero ya eres todo un hombre!
Hijo, hoy cumples los 18 años, y, por tanto, llegas a la mayoría de edad. Siempre fuiste un niño responsable, mucho más maduro de lo que iba correspondiendo a tu edad, ¡pero hoy has llegado oficialmente a ese momento y por ello vamos a festejar!

Estoy muy feliz por ti, tienes muchos sueños y sé que, poco a poco, con esfuerzo y dedicación, los podrás alcanzar. Para cualquier cosa, yo estaré aquí, ya lo sabes, pero te lo quería repetir. ¡Feliz cumpleaños!
¡Muchas felicidades, hijo mío! Sé que, con 18 años, un mundo lleno de posibilidades se abre ante ti, y por ello estás entusiasmado y feliz. Yo también me alegro de que hayas llegado a esta etapa de tu vida, y soy feliz cuando veo que tú lo eres.

Confío en ti, pues has demostrado ser una persona íntegra, no obstante, quiero decirte que debes poner atención y tomar tus decisiones con madurez. Siempre que lo necesites, yo estaré aquí.

Deseo que disfrutes mucho de tu día, que aproveches al máximo, siempre con cuidado, y que no te olvides de lo mucho que vales. ¡Te amo!
¡Feliz cumpleaños, hijo! Que, a partir de ahora, que cumples los 18 años y ya eres mayor de edad, puedas seguir alcanzando tus sueños, todos ellos, porque mereces ser feliz y tienes la fuerza de voluntad necesaria para tener éxitos.

Y que sepas también que me tienes a tu lado en el camino cuando las cosas sean más difíciles aquí estaré yo para apoyarte, para darte mi hombre, y para animarte, porque creo en ti y siempre lo te transmitiré.
Hijo, hoy cumples 18 años en este mundo, y a lo largo de tu vida he ido demostrándote cuanto te amaba, te he cuidado y te he protegido, y quiero que sepas que eso no va a cambiar, que seguiré dándote mi amor incondicional. 

Eres una persona admirable, y te vas convirtiendo en un adulto de verdad, eso me enorgullece. Festeja con tus amigos, diviértete y ten un día muy alegre, ¡muchas felicidades!
¡Feliz cumpleaños, hijo! Que todos los deseos que tienes para tus 18 años se hagan realidad, y que, como cada año, aproveches mucho el día de hoy para festejar. 

Estas en plena juventud y es el momento perfecto para poner todas tus energías en aquello que te gusta, por eso, no dudes en dar un paso hacia delante en aquello que te apasiona y te hace feliz.
¡Ya están aquí tus 18 años, campeón! Disfruta del día, y aprovecha, pues solo pasa una vez en la vida. ¡Muchas felicidades, hijo!
Ya eres casi una persona adulta, hijo mío, pues hoy llegas a los 18 años. Eres responsable y sé que está edad te da ciertas ventajas, pero no olvides que aún te queda mucho por aprender.

Mantente siempre en tu camino, fiel a aquello que decidas elegir, pues eso te ayudará a alcanzar todo aquello que te propongas. ¡Muchas felicidades! No olvides que te amo, y aunque ya no lo necesites tanto, siempre estaré a tu lado para cuidar de ti.
¡Felices 18 años, hijo! Adoro recordar mentalmente todos tus cumpleaños, tantas historias alegres, tu carita de felicidad al soplar las velas y al recibir las sorpresas. Hoy te conviertes en mayor de edad, y eso es muy especial.

Has crecido mucho y siento que yo también he crecido contigo y gracias a ti, mi hijito, porque me has dado más de lo que puedas imaginar. Eres mi tesoro, y siempre cuidaré de ti, aunque ya no necesites tantas cosas como cuando eras chiquito y sepas valerte por ti mismo, yo sigo aquí para acompañarte.

Sigue disfrutando de la vida y valorando lo que tienes, festeja por todo lo que has conseguido, y sigue mirando hacia adelante, porque aún queda mucho por venir. ¡Te amo!
Hijo, que los 18 años te traigan felicidad, cambios positivos, y mucho amor. ¡Felicidades!