Feliz Cumpleaños de Hija para Mamá

Encontradas 28 felicitaciones de cumpleaños:

¡Feliz cumpleaños, mamá! Ser tu hija me hace sentir que soy una persona especial, pues para mi es una suerte haber crecido entre tus abrazos, tu cariño, y tus buenas enseñanzas. 

Gracias por todo lo que me has transmitido a lo largo de los años, pues creo que una gran parte de lo que soy se debe a ello. Pero sobretodo, gracias por tener tanta paciencia conmigo cuando era pequeña, pues sé que a veces era una niña un poco traviesa.

Quiero que sepas que te tengo una profunda admiración, y que gracias a ti sé lo importante que es cuidar de la familia, saber transmitir amor, y saber demostrar a los que tengo a mi alrededor todo lo que les valoro y los quiero. Así, ¡hoy te digo que estoy muy feliz por ti!
Tú eres esa mujer que me sirvió siempre de referente a la que me quise parecer siempre. ¡Feliz cumpleaños, mamá!
Mamita, con cada año que pasa
aprendo a valorarte mucho más,
y es por eso que quiero festejar
pues eres una persona muy especial.

¡Tenerte en cada nueva etapa
es la bendición más grande! 
Eres mi guia, mi gran apoyo, 
y aunque la vida sea difícil, 
contigo aconsejándome
todo se hace más llevadero. 

¡Feliz cumpleaños! ¡Te adoro! 
Estas un año más viejita, mamá, pero no te preocupes que con cada año que pasa todos en la familia te valoramos el doble. Tengo tanto que agradecerte que a veces no sé por dónde comenzar, desde que era muy pequeña dije que eras la mamá perfecta, y hoy me parece que esa palabra te queda pequeña. 

¡Eres el mejor ejemplo! Cualquier persona que te conoce sabe que todo lo que soy es por ti, y por haberme enseñado lo importante que son los valores.

Me enseñaste a tener personalidad, a nunca dejar de ser auténtica, a seguir mis sueños aunque muchos digan que no es posible, a apreciar a las personas y a tener a Dios siempre en mi vida. 

¡Gracias por tanto, mamá! ¡Rezo para que siempre estés cerquita de mí! ¡Feliz cumpleaños!
Qué bonito día para celebrar a la mujer más especial de esta casa, ¡Tú, mamá! ¡Que bendición es ser tu hija! ¡Feliz cumple!
¡Feliz cumpleaños, mamá! Gracias por permitirme soñar, y por ayudarme a alcanzar lo que quería.
Mamá, siempre pusiste mucho cuidado con cada uno de mis cumpleaños, y hoy que llega el tuyo me toca a mi hacer que sea un día inolvidable. ¡Muchas felicidades!
La persona que más amor me da, la mujer más maravillosa y la que más brilla, esa eres tú, mamá. ¡Feliz cumpleaños!
¡Muchas felicidades, mamá! Tengo una vida maravillosa y tú eres la principal responsable de ello, pues desde que nací has cuidado de mi y me has demostrado todo tu amor. 

Yo quiero que tú también sepas cuanto yo te quiero y te admiro, y cuanto me alegra que cumplas un año más y que pueda estar contigo. Espero que la vida te vaya dando muchas alegrías, y que el paso de los años te conserve tan bella como eres. ¡Te adoro!
¡Muchas felicidades, mamá! Gracias a ti, yo estoy aquí, y lucharé para que siempre seas feliz.
¡Muchas felicidades! Siempre que llega este día pienso que nací y crecí con la mejor mamá.
¡Feliz cumpleaños, mamá! Desde que soy chiquita y tengo recuerdos, puedo sentir el amor que siempre me transmitiste, todo aquello que hiciste y haces para que me sienta bien, para que tenga todas las oportunidades para elegir mi propio camino. Y eso es algo que valoro mucho en ti, tus esfuerzos por darme lo mejor.

Hoy brindaremos por todo lo que eres, y yo quiero brindar en particular por tu buen corazón y por toda la alegría que me das cada día.
Que sigas, por un año más, manteniendo tu sonrisa impecable, tu fuerza que te define y que te da un gran valor, tu sentido de la justicia, y tu bondadoso corazón. ¡Muchas felicidades, mamá!

Me alegra estar contigo para festejar, para preparar un día hermoso, con todo detalle, ¡como a ti te gusta!
¡Felicidades, mamá! Gracias por traerme a esta hermosa vida y por hacer de ella siempre un lugar seguro.
¡Muchas felicidades, mamá! Hoy pasaremos un día que seguro después recordaremos, lleno de todo aquello que más te gusta, y que adoras, un día en compañía, en el que festejar por la vida. No conozco a nadie más alegre que tú, y eso me hizo tener una infancia muy divertida, ¡miles de gracias!