Carta de Cumpleaños para mi Hija de 4 Años

Encontradas 32 felicitaciones de cumpleaños:

¡Felices 4 años, hija! No imaginas el orgullo que siento por ti, lo feliz que me haces y la alegría de vivir que me transmites. Quiero agradecerle a la vida por la suerte que tengo, y deseo que pases un día muy hermoso, y un año lleno de felicidad y amor. Para mi, eres la persona más importante, ¡te amo hasta el infinito!
Sigo adorando darle respuesta
Contigo todos los días son de alegría
¡Hoy mi hija cumple 4 años! Tiene una edad preciosa, y es una niña hermosa, ¡no puedo pedirle más a la vida! Contigo soy siempre feliz, y deseo que tú también lo seas, para ello pondré siempre mi empeño. ¡Feliz cumpleaños, mi pequeño tesoro!
Hija mía, ¡felices 4 años! 
Qué alegre verte crecer,
verte aprender y descubrir, 
¡es lo más hermoso que ya viví!
Hoy tendrás un día especial
y sé que te va a encantar, 
estarás feliz, 
y no dejarás de sonreir.
Hija, ¡hoy es tu cumpleaños y la magia va a inundar el día! No todos los días se llega a los 4 años, y por ello, es importante festejar. Eres lo más hermoso del mundo, mi pequeña, a la que amo por encima de todas las cosas y a quien siempre cuidaré. ¡Feliz cumpleaños, mi niña! ¡Te amo!
El mundo entero se llena de emoción cuando llega este día tan especial. ¡Feliz cumpleaños, hija! Hemos pasado los mejores cuatro años de nuestras vidas contigo.

Sentimos tanto amor por ti que solo deseamos que seas muy feliz, y que te diviertas como nunca antes en esta fiesta de cumpleaños. ¡Te amamos!
La pequeña de la familia está de cumpleaños, ¡felicidades, hijita! Ya tienes 4 años y estás hecha una campeona. Eres, sin duda alguna, la alegría de la casa, siempre de un lado para otro, saltando, cantando, corriendo, preguntando cosas, contando historias… Y aunque a veces me tenga que enojar un poco contigo... ¡no dejas de alegrar mis días!

Desde que naciste te convertiste en el centro de mi vida, requerías todas las atenciones, y es increíble como cada vez comienzas a ser más independiente y a querer hacer las cosas tú solita. Eres un auténtico orgullo, deseo que continúes siempre con tu fuerte carácter, y que no dejes que nadie te diga que no puedes alcanzar aquello que te propongas.

¡Vamos a festejar por ti, mi tesoro! ¡Hemos preparado la mejor fiesta!
Hijita, ¡hoy cumples 4 años y va a ser un día muy lindo! Tengo preparadas algunas sorpresas para ti, que sé que vas a adorar.

En un día tan especial como este no puedo evitar recordar el día en que naciste, lo emocionante que fue y como tú llegada cambió mi forma de ver el mundo. Desde ese entonces, nació en mí un amor incondicional por ti, y siempre estuve pendiente para brindarte la protección y los cuidados necesarios.

Sé que esos sentimientos durarán para siempre, y que estaré contigo para todo aquello que necesites, ¡te amo, mi pequeña!
¡Feliz cumpleaños, hijita!
Todavía eres un poco pequeña
para saberlo bien,
pero pronto entenderás
que eres la persona
más importante
y más especial
de mi vida.

Llegaste hace 4 años
y todo cambió,
mi felicidad creció,
y mi vida se iluminó.

Gracias por existir,
y por hacerme siempre reír,
¡te amo!
Sé que para cada padre su hija es la más hermosa, ¡Pero la mía es perfecta! ¡Hermosa, divertida, inteligente y cariñosa! ¡Te amo, hija! Quiero celebrar este cuarto cumpleaños y que te sientas como una princesa en un cuento de hadas.

¡Feliz cumpleaños! Que Dios siempre te bendiga con salud que es lo más importante, y del resto nos encargaremos nosotros.
Feliz cumpleaños a la personita más especial de mi vida, ¡mi hija! Hoy comienzas a tener 4 añitos, y eres todo un orgullo para mi. Contigo, cada día que pasa es una nueva aventura, y me encanta ver como vas descubriendo el mundo. A tu lado he aprendido un millón de cosas, ¡te amo!
Mi niña bonita, ¡Feliz cumpleaños! Cada ocurrencia tuya me hace reír como nunca antes ¡Y apenas tienes cuatro añitos! ¡Te has convertido en mi razón de ser y de sonreír, hija!

Decirte que te adoro no sería suficiente para explicarte lo que siento, anhelo verte crecer con mucha salud, y seguir contándote cuentos por las noches hasta que te duermas. Nunca olvides lo mucho que te quiero, y que siempre cuidaré de ti, ¡Incluso cuando seas más grande!

Cierra los ojitos y pide muchísimas cosas buenas, pues para angelitos como tu Dios solo tiene bendiciones.
Mi pequeña hijita inquieta,
siempre con su hermosa energía,
¡cumple 4 añitos!

Estás en el inicio de la vida,
y grandes descubrimientos
y acontecimientos están por llegar,
y yo siempre estaré a tu lado,
para que todo sea más liviano.

Deseo que siempre
se cumplan todos tus sueños,
y que nunca pierdas
tu carácter risueño y bondadoso.

¡Feliz cumpleaños, hija querida!
¡Felicidades por estos cuatro años, princesa! La vida nos cambió por completo desde que escuchamos el primer latido de tu corazón. ¡Eres el mejor regalo que Dios nos pudo haber dado!

La nostalgia nos invade cuando llega este día, ¡Hace poco eras tan pequeñita! ¡Mucho en ti ha cambiado! Ahora estas más alta, tu cabello ha crecido, has aprendido a hablar y eso nos llena de orgullo, pero muchas otras siguen iguales, tus ojos llenos de brillo cuando te ríes, la dulzura de tus abrazos y los millones de te quiero que nos dices durante el día.

¡Hijita, continúa creciendo y siendo el rayo de luz que llegó a iluminar nuestros días! ¡Feliz cumpleaños!
¡Feliz cumpleaños a mi hija, que hoy cumple 4 añitos! A partir de hoy comenzamos un nuevo año, que estará lleno de ilusión y sonrisas. Porque contigo todo tiene otro color y otra luz, ¡la vida es más esperanzadora y agradable!

No hay ninguna duda de que hoy celebraremos que llegaste al mundo, y que será un día maravilloso, con grandes sorpresas, visitas, y un pastel de cumpleaños con tus ingredientes favoritos, que vas a adorar. ¡Será un día inolvidable, mi pequeña! Porque te mereces eso y mucho más.
¡Tenemos cuatro maravillosos años a tu lado, hija! ¿Quién iba a pensar que el tiempo pasaría tan rápido? Hace poco eras una bebé tan pequeñita, que con tu carita enamorabas a todo el que te veía. Eras tan frágil y cariñosa que ninguno de nosotros te perdía de vista.

Pasaron los años y aprendiste a caminar, parecías una niña grande e independiente. ¡Todo lo querías hacer solita! Incluso tu manera de pensar nos impresionaba, parecías una viejita con tan poquita edad.

Desde ese momento supe que serías una mujer que cumpliría todas sus metas, y que nosotros seríamos los padres más afortunados del mundo por tenerte.

¡Hoy celebramos un añito más! Este día siempre quedará marcado en nuestras vidas, y en el de todos los que te amamos. ¡Feliz cumpleaños, pequeña princesita!