Feliz Cumpleaños para mi Hija de 20 Años

Encontradas 27 felicitaciones de cumpleaños:

Mi amada hija, hace veinte años que te sostuve por primera vez en mis brazos, pequeña e indefensa. Hoy te transformaste en una mujer linda y maravillosa. ¡Feliz cumpleaños mi retoño de amor eterno!

Es un orgullo y un privilegio ser tu madre, y a lo largo de estos veinte años haber acompañado tu crecimiento, tu evolución, tu brotar hacia el mundo. Pero, aunque ahora seas adulta, para mí serás siempre ese bebé que lloraba y reía en mi regazo.

¡Muchas felicidades hija mía! Que nunca falten los sueños en tu vida, que los realices y nunca pares de soñar y de luchar por ellos. Que las dificultades sean vencidas y que se transformen siempre en aprendizajes.

¡Te amo mucho, mi bella hija! Eres un ejemplo como hija y mujer. Nunca olvides que estaré aquí para ti siempre, para lo que necesites o sencillamente para estar.
Y llegas a los 20 con tu sonrisa radiante
Mucho mejor de lo que yo había soñado
¡Feliz cumpleaños, hija! Tus 20 años llegan cargados de felicidad, lo sé porque te veo bien, emocionada ante la vida, con deseos de llegar cada vez más lejos, con tus propias ambiciones, pero también con la conciencia de saber quien eres y lo que puedes hacer.

Deseo que hoy tengas el día que quieras, sin necesidad de dar cuentas a nadie, haz lo que sepas que te hace bien, y sobretodo lo que te apetece. Sabes que te adoro, que te amo, y que quiero y siempre querré lo mejor para ti.
¡Felices 20 años, hija! La vida me regaló tu presencia, y todo este tiempo ha sido muy hermoso. Como de la noche a la mañana, has pasado de ser mi bebé, a ser un mujer adulta, responsable e independiente, y no sabes cuanto valoro cada cambio que has llevado a cabo.

Disfruta mucho de este día, haz todo aquello que tienes planeado, y de hoy en adelante, aprovecha tu nueva edad, pues seguro que te traerá cientos de cosas positivas.
Hija, comienzas hoy tu segunda década de vida, y eso merece una gran celebración. Sé que lo festejarás, pues eres una persona alegre y agradecida, y hoy es un momento para tener ambas cosas, alegría y agradecimiento ante la vida.

Esta te da un año más, para sentir, disfrutar, aprender y crecer, ¡felices 20 años!
¡Feliz cumpleaños, hija! Los 20 años serán impresionantes, tanto como tú lo eres.
Hija mía, como habrás podido comprobar, el tiempo va pasando cada vez más deprisa. Hoy llegas a los 20 años, y no hay ninguna duda de que estás en la flor de la vida. Yo estoy muy feliz por ti, pues te veo alegre, con tus proyectos, tus ganas de viajar, conocer cosas nuevas…

Espero que continúes con esa energía y esa predisposición ante la vida por mucho más tiempo, pues sé que hará que te sientas muy bien. ¡Muchas felicidades!
Hija, con los 20 años llegarán nuevos retos, y sé que tienes todo para superarlos, ¡feliz cumpleaños!
Hija, hoy cumples los 20 años, una edad que considero hermosa, tanto por el número, pues implica un cambio de década y toda la emoción que eso supone, como por todas las oportunidades que pueden ir presentándose en este año.

Sabes que tienes mi total confianza y que te apoyaré en cualquiera de los proyectos que quieras embarcar, ¡eres mi niña hermosa y tienes mucho potencial! Hoy festejaré junto a ti, y agradeceré a la vida por un año más con mi hijita. ¡Muchas felicidades!
Hija mía, son tantos los momentos contigo que guardo en mi memoria y en mi corazón… y sé que el día de hoy también quedará guardado, pues alcanzas la edad de 20 años. Cambias de cifra, y creces un poquito más, ¡demostrándonos a todos lo lejos que puedes llegar!

Ya sé que eres independiente y que puedes valerte por si misma, pero no olvides que me tienes aquí, y que haría cualquier cosa por ti, pues te adoro. ¡Muchas felicidades!
¡Felices 20 años, hija! Hace un tiempo que ya no eres más mi niña chiquita, si no una persona que se sabe valer por si misma, pues me lo has demostrado cada día. Sé que no dejas de ser mi niña, pero esa niña ya creció, y es que te has vuelto una persona independiente, con un carácter admirable, y siempre atenta a lo que tus seres queridos puedan necesitar.

Mereces que este año te regale muchas sonrisas, muchos momentos buenos, que te permitan crecer y seguir desarrollando tus sueños, que sé que son algunos, y que son maravillosos. ¡Te adoro!
Hija, has crecido mucho, pues hoy ya cumples 20 años, pero sigues conservando la misma mirada humilde y bondadosa de cuando eras una niña. Claro que esa mirada viene acompañada de tu forma de ser, que adoro y admiro. Deseo que mantengas ese carácter que te hace especial para la eternidad. ¡Feliz cumpleaños!
¡Esta es una edad importante! ¡Feliz cumpleaños, hija! Que estos veinte años sean bonitos y muchas personas te den las felicitaciones.
Eres la persona que siempre imagine que serías, íntegra, inteligente, y llena de motivación ante la vida. Sigue disfrutando como tu sabes, hija, ¡felices 20 años!
¡Muchas felicidades, hija! Festejemos por tus 20 años, llenos de amor y felicidad, que fue aquello que me transmitiste desde el primer minuto de tu vida, y que continuaste transmitiéndome hasta el día de hoy.

Hoy juntaremos a la familia, como es habitual, y contaremos historias, hablaremos de la vida, reiremos, y compartiremos todo aquello que nos une.
¡Felices 20 años, hija! En este día especial sabes que me gusta aprovechar para decirte algunas cosas que creo importantes, ya sé que casi te las repito cada día, pero es que lo bueno tiene que repetirse.

Te estás convirtiendo en una persona excepcional, digna de admirar, de hecho, yo lo hago, te admiro plenamente. Me gusta la forma en la que haces las cosas, tu coraje ante la vida, y tu mirada inteligente. Sigue siendo así, hija, ¡te amo!