Feliz Cumpleaños Hijo mío

Encontradas 148 felicitaciones de cumpleaños:

Hijo mío, que Dios te bendiga hoy por tu cumpleaños, que sigas siendo tan soñador y trabajador, y que hoy festejes por todos tus logros, pues lo mereces. Te amo y adoro todo lo que eres, no cambies nunca nada, sigue siempre tu corazón porque te llevará por el buen camino. ¡Feliz cumpleaños!
La mejor decisión de mi vida fue tenerte
Hijo mío, ya eres todo un hombrecito, estás cada día más hermoso, más responsable y más atento, y yo cada vez que te miro siento un orgullo que no me cabe en el pecho. Eres parte de mi, y yo soy parte de ti, eres la persona a quien más amo y a quien más cuido, ¡y eso no cambiará nunca!

Hoy será un día tan especial que sé que lo recordarás para siempre, hemos invitado a todos tus amiguitos, que están deseando verte y festejar contigo porque te adoran. ¡Feliz cumpleaños!
Hoy estamos de celebración en casa, y recibimos este día con los brazos abiertos y con toda la alegría posible. Es un día importante en nuestro calendario porque es el día en tú naciste, hijo mío.

Eres muy pequeñito aún pero seguro que puedes notar la felicidad que sentimos todos hoy. Hemos preparado un día muy especial para ti, y es que nada se compara con esta celebración.  ¡Feliz cumpleaños, mi niño!
¡Feliz cumpleaños, hijo mío! Imagino que hoy estarás muy contento y es que no es para menos, ¡es un día muy importante! Mereces festejar por ti y por todo lo que eres.

A mi me emociona verte tan crecido, tan responsable y tan motivado don todas las cosas que te están pasando. Espero que sigas disfrutando de ellas un año más, que aproveches todas las oportunidades que te hacen feliz y que nunca pierdas tu actitud y tu maravillosa personalidad.

Siento mucho orgullo por ti, cariño, ¡eres el mejor!, lo demuestras a cada paso que has dado. ¡Te amo!
¡Feliz cumpleaños, hijo mío! Gracias por ser el motivo mayor de mi alegría, de mis sonrisas y por inspirarme desde el momento en que naciste. Eres todo lo que siempre esperé, y todo lo que haces me hace sentir orgullo de ti.

Sigue viviendo como hasta ahora, luchando por lograr alcanzar tus objetivos y con esa actitud maravillosa que te caracteriza. ¡Te adoro!
¡Feliz cumpleaños, hijo mío! Este día es un gran acontecimiento para todos en la familia. Yo me siento más feliz que nunca y siento que la vida es más maravillosa porque tú existes.

Eres motivo de orgullo diario, mi niño, y sabes que siempre te animaré a hacer lo que más te guste. ¡Que este año sea de muchas alegrías, y pocas tristezas! ¡Te amo!
Hijo mío, que llegue este día es algo mágico para toda la familia. Desde que llegaste al mundo no he parado de sonreír, ¡cuidar de ti y darte todo mi amor me hace muy feliz!

Con el paso del tiempo irás comprendiendo que estoy aquí para protegerte, para darte la mejor vida posible y para acompañarte en todos tus logros, pero también en las caídas. Eres una bendición, ¡feliz cumpleaños!
¡Feliz cumpleaños, hijo mío! Tenerte es lo que más quería en esta vida, tu llegada me hizo ser la persona más feliz del mundo, y no hay nada más lindo que recibir este día.

Quiero que sepas que me alegras cada segundo, que daría lo que fuera por ti, y que siempre estaré para ti. ¡Te amo!
Hijo mío, espero que en este año sigas siendo tan responsable, que sigas madurando y convirtiéndote en un buen hombre. Que puedas superar todos tus retos y que sepas que tienes mi mano que te acompaña y te apoya en cada uno de ellos. ¡Feliz cumpleaños!
¡Feliz cumpleaños, hijo mío! Pasa un año más y eres mucho más alto, más guapo, inteligente y valiente que el anterior. Sigues creciendo sin detenerte ni un segundo, luchando por alcanzar tus sueños. Y yo te miro y siento plenitud por ver la persona en que te has convertido. ¡Te amo!
Hijo mío, eres lo más lindo de esta vida y hoy vas a recibir otro cumpleaños más. Espero que disfrutes de todos los minutos del día, que te sientas feliz y amado por todos.

Hoy será diferente a otros años porque no estaré contigo, pero sabes que te amo con todas mis fuerzas y sé que con estas palabras recibirás todo mi cariño, mi orgullo y mi admiración por ti. ¡Continúa haciendo aquello que te gusta, que te hace sentir pleno, alegre y activo!

No olvides nunca que tu mamá está aquí, cumplas los años que cumplas, tengas la edad que tengas. Siempre te apoyaré, te acompañaré y te ayudaré en todo lo que necesites, hasta el fin de mis días. ¡Feliz cumpleaños!
¡Feliz cumpleaños, hijo mío! Imagino que hoy tendrás muchos planes, que querrás ver a todos tus amigos y que tienes mucho por lo que estar contento y festejar. Yo adoro verte así, con tanta energía y con tanta ilusión por todo lo que te va pasando en la vida.

Espero que aproveches mucho y que al final del día te sientas pleno y feliz por todo lo que te ha pasado. Sabes que te amo con todo mi corazón, y que siempre querré lo mejor para ti, soy feliz cuando veo que tú también lo eres.

No dejes de caminar hacia aquello que despierta algo especial dentro de ti, que te hace sentir bien, que te hace seguir creciendo y seguir aprendiendo.
¡Feliz cumpleaños, hijo mío! Me alegra que haya llegado tu día porque sé que lo estabas deseando desde hace unos días, y sé que vas a disfrutar con cada una de las sorpresas que te esperan hoy, ¡que son muchas!

Eres el niño más entusiasta del mundo, y solo con mirarte siento una felicidad infinita. Amo poder tenerte en mi vida, eres lo más hermoso y lo que más deseo es que crezcas sintiéndote feliz. ¡Te adoro, mi pequeño!
¡Feliz cumpleaños, hijo mío! Fuiste el mejor regalo que he recibido en toda mi vida. Me sorprendiste cuando llegaste y me sigues sorprendiendo todos los días de mi vida.

El día que naciste celebré tu llegada con euforia, y de la misma forma todos y cada uno de tus cumpleaños. Eres mi mayor alegría, hijo, aún te queda un gran camino por delante y espero que saques lo mejor de todas las situaciones que vivas.
Hijo, el día que te conocí me enamore perdidamente de ti y desde entonces entendí el lazo tan fuerte que existe entre todos los padres con sus hijos.

Mi labor en este mundo fue hacer de ti un hombre respetuoso, cariñoso, amable e inteligente y admito que no hizo falta hacer mucho esfuerzo para que te convirtieras en lo que eres hoy, la persona que me hace sentir un orgullo gigante.

¡Feliz cumpleaños hijo mio! ¡No vale la pena decirte cuanto te quiero porque ya sabes que es infinito!