Feliz Cumpleaños Hijo Te Amo

Encontradas 36 felicitaciones de cumpleaños:

¡Feliz cumpleaños, hijo! Te amo mucho y me encanta ver como, a medida que pasa el tiempo, vas conformando tu personalidad, sabiendo que es lo que quieres y lo que no, tomando tus propias decisiones y entendiendo mejor el mundo que te rodea.

Te mereces todo lo bueno de esta vida, y yo estoy aquí a tu lado para dártelo. Siempre intentaré que tengas todas las oportunidades posibles y que año tras año puedas sentirte orgulloso de ti, por todo lo que lograste. ¡Te amo!
¡Feliz cumpleaños, hijo! Te amo profundamente y siento un orgullo infinito por cada uno de tus pasos. En los últimos años has logrado seguir el camino que siempre quisiste seguir y no sabes cuanto me alegro por ti.

Espero que con esta nueva edad que vas a iniciar hoy, tengas suerte, tengas mucho amor, alegrías, vivencias que te marquen para bien, y que sigas yendo hacia aquello que más quieres con tanta determinación como siempre. ¡A festejar!
¡Feliz cumpleaños, hijo! Te amo y quiero que sepas que te deseo el mejor año de tu vida, que todas las alegrías que tengas a partir de hoy superen a las anteriores, y que puedas seguir realizándote y caminando hacia aquello que te hace feliz.

Mirarte hoy y poder ver a un hombre inteligente y valiente, hace que me sienta muy orgulloso de ti, de todo lo que has logrado y de cada una de las decisiones que has tomado.
¡Feliz cumpleaños, hijo! ¡Te amo tanto! Desde el minuto en que supe que te tendría, y en que mi vida cambio por completo. Todo fue diferente cuando tú naciste, y yo me sentí plenamente feliz.

Con cada año que has ido cumpliendo, has ido haciendo grandes cambios, que te han ido llevando por un camino hermoso que espero que sigas disfrutando por mucho tiempo. Que puedas alcanzar todos los sueños que tienes para este año y que yo siga viéndolo.
¡Feliz cumpleaños, hijo! Este día es especial porque es el día en que naciste, y desde ese momento, lo que más he hecho en esta vida es celebrar. Festejar por haberte tenido, por cada pequeño y gran logro que has ido alcanzando cada uno de tus días.

Eres lo más maravilloso que la vida me pudo dar, eres luz, buena energía y una constante alegría. Ojalá siempre puedas dedicarte a aquello que amas y hay algo que siempre tendrás, ¡y es mi amor incondicional!
Hijo mío, ya sabes cuanto te amo, te lo digo y te lo repito cada día, y hoy que es tu cumpleaños, ¡te lo diré mucho más! Soy feliz por ti, porque llegaste al mundo para ser quien eres, porque todo lo que haces es motivo de admiración para mi y porque eres la persona más especial que existe.

Sigue caminando valiente, sabiendo que eres un hombre fuerte e inteligente, y hoy disfruta de todo lo hermoso que te regalará el día. ¡Muchas felicidades!
Hijo mío, te amo hasta el infinito y quiero que pases este día de la mejor manera posible, con una hermosa fiesta en la que todos tus deseos puedan hacerse realidad. Espero que este año sigas cumpliendo tus sueños y que seas tan feliz como lo has sido hasta este momento. ¡Feliz cumpleaños!
Te amo, mi pequeño, eres la mayor de las alegrías que tuve en mi vida y gracias a ti he aprendido mucho de lo que ahora sé. Adoro poder cuidar de ti, tenerte siempre presente y poder ver cada uno de tus logros, que para mi son muy emocionantes.

Hoy llegas a un año más de tu cortita vida y eso es algo que me hace sentir un orgullo y una felicidad infinitas. ¡Feliz cumpleaños, hijo!
Hijo, mi gran amor, todas las etapas que he vivido contigo han sido marcantes en mi vida. Tenerte en mis brazos, escuchar tu primera palabra, ver como gateabas, y poco a poco te ibas poniendo de pie para caminar es algo que siempre mantendré en mi memoria como recuerdos únicos que solo se viven una vez.

Has crecido muchísimo, pero me alegra de sobremanera que sigas manteniendo esa esencia tan linda que te hace ser un hombre especial, una vez que, eres tierno, amable, educado, inteligente y divertido.
 
¡Feliz cumple, hijo! Nunca cambies tu forma de ser y recuerda que te amo mucho.
¡Feliz cumpleaños, hijo! Hoy es sin duda el mejor día de mi vida, porque fue el día en que te traje al mundo, en que naciste y te pude ver por primera vez, el día en que me sentí la mujer más afortunada del mundo por poder tener en brazos a su lindo bebé.

Desde ese momento te amo como solo una mamá sabe que se puede amar a un hijo, y desde ese momento he cuidado de ti y sé que siempre lo haré, porque lo que más quiero en esta vida es que seas feliz.
Hijo, mi bendición más grande fue tu llegada a mi vida, pues después de eso todo cambió y se convirtió en algo indescriptiblemente mágico. 
 
Tener un hijo es una responsabilidad muy grande, desde el primer momento en que te tuve en mis brazos noté que era mi deber guiar tu camino y aconsejarte de modo a cuidarte en todo momento.

Eres un hijo excepcional y a medida que creces más me enorgulleces, pues cada vez que te veo me doy cuenta que tienes un corazón hermoso y una forma de ser encantadora. ¡Feliz cumpleanos, mi amorcito! 
¡Feliz cumpleaños, hijo querido! Te amo desde antes de que nacieras, desde que apenas eras una idea, ya sentía algo por ti que sabía que iba a ser eterno. El vínculo que tengo contigo es el más fuerte que existe, no tengo dudas de que siempre cuidaré de ti y de que estaré contigo en todo momento que necesites.

Hoy festejaremos porque mereces tener una gran fiesta, en la que te diviertas y sonrías mucho, y en la que recibas mucho cariño y miles de sorpresas.
¡Feliz cumpleaños, mi pedacito de cielo! No sé que hice yo en esta vida para merecer un hijo tan increíble como tú. Siempre has sido un hijo espectacular, dulce y sincero que entre palabras bonitas y educadas expresa todo lo que siente, piensa y opina.

Tu forma de ser, de pensar y de reaccionar ante las cosas te transforman en alguien diferente, especial y que sale de lo común y de lo tradicional. Te amo y te deseo miles de cumpleaños más donde sigas siendo muy feliz.
¡Hijito lindo, siempre has sido un niño muy soñador! Hasta ahora me es imposible no recordar aquellas noches en que antes de dormir, me contabas historias increíbles que salían de tu imaginación.

Hoy en día, a pesar de estar más grande, no dejas de ser una persona extremadamente creativa que va a por sus sueños y lucha por hacer realidad todo lo que se propone.

¡Nunca dejes de ser quien eres, hijo de mi vida! No olvides que te amo y que siempre estaré aquí para ti. ¡Espero que tengas un cumpleaños maravilloso y divertido!
Todos los días son apropiados para decirte cuanto te amo, hijo, pero este es más especial que todos los demás, porque en este día naciste y te sostuve entre mis brazos por primera vez. ¡Muchas felicidades!