Feliz Cumpleaños de Mamá a Hijo

Encontradas 31 felicitaciones de cumpleaños:

Mi lindo hombrecito, ¡Hay tantas cosas que quisiera decirte en este día! Cuando llegaste la vida me cambió completamente, aún no te habia visto y ya estaba sintiendo un amor especial por ti.

Recuerdo como si fuera hoy, la primera vez que te vi y también cuando te sostuve en mis brazos. ¡Eras el regalo que la vida nos había dado!

Con cierta melancolia te he visto crecer, pero también con mucho orgullo. ¡Eres muy inteligente, y yo siempre estaré aquí para recordarte que no existe nada imposible! ¡Feliz cumpleaños, hijo!
Hijo mío, cada año que pasa me emociono más con tu cumpleaños, pues recuerdo cuando aún estabas en mi barriguita, y ahora te veo tan crecido y tan independiente… que no puedo evitarlo, son muchos los sentimientos, y todos ellos, buenos.

Espero que festejes, y sé que lo harás pues para ti es un día que no puedes pasar sin celebrar. Con todo mi corazón te digo que te admiro, y que en estos últimos años has demostrado ser una persona valiente y responsable.

Soy muy consciente de que creces, pero ya sabes que no puedo dejar de pensar que para mi siempre serás mi niño … ¡Feliz cumpleaños!
Como tu mamá quiero que sepas que este día es el doble de especial para mi, pues fue cuando conocí al segundo amor de mi vida. ¡Feliz cumpleaños, hijo!
Hijo, hay tres cosas que quiero que siempre tengas en cuenta, la primera es que no importa lo que suceda, yo siempre voy a estar aquí para ti y tu felicidad siempre será mi prioridad.

La segunda es que con el tiempo me he dado cuenta que tus sueños se han convertido en los míos, así que espero me dejes apoyarte todos los días de mi vida, y por último, aunque sé que ya lo sabes, ¡Te adoro con todo mi corazón! ¡Feliz cumpleaños, querido!
Eres una luz que ilumina, yo sé que te di la vida, pero desde que naciste, tú me la das a mi también, tan pequeño e tan importante para mi, hijito, ese eres tú, la persona por la que lo daría todo.

Haré todo lo que este en mis manos para que tengas una infancia y una vida muy feliz, con los años te irás dando cuenta de que siempre podrás contar conmigo, de que tu mamá te ama con todo su corazón. ¡Muchas felicidades, hijo!
Sigue siendo tan buena persona como eres, yo soy feliz por ser tu mamá. ¡Muchas felicidades, hijo!
¡Feliz cumpleaños, hijo! Sabes que tu mamá siempre estará orgullosa de ti, fuiste un niño adorable y ahora eres un adulto ejemplar. Has cambiado mucho, pero continúas conservando tu esencia, aquello que te hacía y que te sigue haciendo una persona especial.

Sabes que soy tu apoyo en cualquier situación, que pase lo que pase aquí me tendrás, tanto para las risas como para los momentos en los que quizá te toque llorar. Pero no pensemos en eso, pues hoy es día de festejar, de desprender alegría y mucha felicidad.
Si hay algo que me hizo crecer como persona fue convertirme en tu mamá, pues contigo aprendí todo lo que sé. ¡Feliz cumpleaños!
Hijito mío, tu mamá está aquí para hacer de este día el mejor, para hacer que recuerdes este cumpleaños de manera muy especial, así que cuidaré todos los detalles, pues eres chiquito, pero estás comenzando a darte cuenta de la importancia de este día y quiero que tengas los mejores recuerdos. ¡Muchas felicidades!
No hay distancia que pueda evitar que hoy te felicite, pues estás siempre en mi corazón. ¡Feliz cumpleaños, hijo!
¡Muchas felicidades, hijo! Que hermoso es verte crecer, eres lo más bonito que tengo, ¡te amo!
Hijo mío, que hermoso es tenerte en casa, y recibir junto a ti este mágico día, ¡tu cumpleaños! Hacía unos años que esto no ocurría, y me lleva a acordarme de como lo festejábamos cuando eras un niño.

Me hace mucha ilusión estar junto a ti, ver todo lo que ya has alcanzado y conversar contigo y darme cuenta de todos los planes que tienes y de todas las metas a las que quieres llegar. Adoro esa motivación y esa fuerte energía que te hace incansable, ojalá no lo pierdas nunca. ¡Feliz cumpleaños!
Mi día se llena de alegría hoy, hijo, pues cumples un año más, y es siempre un momento importante y especial. La vida es diferente sabiendo que tu existes, me cambiaste por completo, y el amor que siento por ti es inmenso.

Mi objetivo en la vida desde el momento en que naciste fue el de cuidarte, el de mantenerte a salvo, lejos de cualquier mal, que crecieras sano, con alegría, y con todas las facilidades. Espero que hayas sentido ese cariño y ese cuidado, y que lo sigas sintiendo para siempre, porque es muy puro, real y sincero.

¡Has crecido tanto! Te miro y veo una persona muy madura e independiente, a pesar de que sigues manteniendo tu hermosa sonrisa de toda la vida, y la mirada bondadosa de cuando eras chiquito. ¡Espero que no lo pierdas nunca!
Creo en todos estos años habrás podido comprobar que el amor de madre no se puede comparar con ningún otro. ¡Feliz cumpleaños, hijo!
Tú mamá que te adora, y que siempre cuidará de ti, te dice hoy… ¡Feliz cumpleaños, hijito!