Feliz Cumpleaños Mamá texto largo

Encontradas 36 felicitaciones de cumpleaños:

¡Feliz cumpleaños, mamá! Eres una gran mujer, con un gran corazón, valiente y amorosa, que merece tener no solo un día entero para brillar, si no todos y cada uno de los días del año.

Sé que me protegiste desde el día en que nací, y sé que sigues haciéndolo, hoy quiero agradecerte por eso. Que sepas que te amo, y que no olvido todo lo que hiciste por mí, eres lo más importante de mi vida.
¡Feliz cumpleaños, mamá! Eres para mí el mejor ejemplo que pude tener a lo largo de la vida, y hoy no quería que se pasase el día sin decírtelo. Gracias por ser tan buena conmigo siempre, gracias por tu paciencia y por darme tu apoyo y tu amor incondicional.

Espero que este año venga todo de bueno para ti, que la suerte esté contigo, que no te falte salud, ni viajes, ni tiempo para dedicarte a ti. ¡Te amo!
Mamá, ha llegado tu día de cumpleaños y lo celebraremos todos juntos, amigos y familia. Todos unidos por ti, una mujer que demuestra cada día su valor, y que con su ejemplo enseña a todos los que le rodean.

Gracias por estar siempre tan atenta a mí, por cuidarme como nunca nadie me cuidó, y por darme fuerzas y ser mi inspiración. Te amo tanto que no sé ni cómo explicarlo, ¡festejemos hasta que acabe el día! ¡Muchas felicidades!
Mamá, tenerte hoy cerca y celebrar contigo me da la vida. Verte feliz y contenta, saber que pasarás este cumpleaños con la familia y que recibirás mensajes de cariño de todos tus seres queridos me alegra el corazón.

Eres una mujer que merece todo lo bueno que tiene, y que hoy festejará por todo lo que consiguió con esfuerzo y dedicación. Gracias por todo, te amo y siempre lo haré. ¡Muchas felicidades!
¡Feliz cumpleaños, mamá! Eres una mujer maravillosa, y no te lo digo porque sea tu día, sino porque es algo que pienso siempre. Espero que pases uno de esos días que se guardan para siempre en la memoria y que más tarde se visitan para que nos saquen una sonrisa.

Sigue cuidándote tan bien y no dudes en hablar conmigo si me necesitas, porque ya sabes que yo también estoy aquí para ti. Te amo.
¡Feliz cumpleaños, mamá! No concibo ni un solo día de mi vida sin ti, y es que eres la persona que más me ama, que más me apoya y que más me ayuda. Gracias por cada uno de tus consejos, por compartir conmigo todo lo que sabes y por enseñarme lo que es ser una buena persona.

Te amo, y respeto la mujer valiente que eres. Te deseo lo mejor, un año de miles de alegrías y mucha emoción.
Mamá, estoy orgulloso de ti, y te amo con todas mis fuerzas. Hoy mi regalo son estas palabras, llenas de amor y de admiración. Hoy soy más feliz que nunca por tenerte, por saber mi suerte.

Espero que sea un cumpleaños de esos que no se olvidan nunca, que tengas todo aquello que deseas, y que este año puedas seguir realizando tus sueños. Yo sé que eres una mujer soñadora, pues es algo que me transmitiste desde muy chiquito y que me hizo muy bien.

Gracias por todas y cada una de las cosas que ya hiciste por mí, eres la mejor y te amo. ¡Feliz cumpleaños!
Que lindo que llega tu cumpleaños, mamá, y que bueno que podré estar contigo, para demostrarte mi amor y mi cariño. Como ya sabes eres la mujer más maravillosa de mi vida y siempre lo serás. Fuiste el mejor ejemplo a seguir que pude tener y cada día que pasa me enorgullezco de eso.

Quiero que no se te olvide lo importante que eres para mí y cuanto agradezco y valoro todo lo que me diste. Le doy gracias a Dios pues me dio la madre más amorosa, bondadosa y hermosa. ¡Muchas felicidades!
Mi mamita hermosa, el día amaneció más lindo y más alegre que cualquier otro, ¡porque hoy es tu cumpleaños! Nunca me cansaré de festejar este día, de agradecerte por todo lo que me diste, y enviarte mi amor y mi cariño.

Eres la mujer más buena del planeta tierra, no sé cómo puedo demostrarte cuanto te amo, pero espero que estas palabras ayuden a ello. Gracias por hacer siempre tan feliz, y por ayudarme en todo lo que necesité. ¡Muchas felicidades!
¡Feliz cumpleaños, mamá! Cada año tengo más claro que a ti te debo todo lo que soy, que gracias a ti he conseguido alcanzar algunos de mis sueños, porque siempre me apoyaste y me animaste a hacerlo.

Eres lo mejor de mi vida, tú me enseñaste a dar mis primeros pasos, a pronunciar mis primeras palabras, y siempre me demostraste que estabas ahí para mí. Que este año sea muy bueno, y que pueda pasar mucho tiempo a tu lado. ¡Te amo!
¡Feliz cumpleaños, mamá! Hoy espero que solo pienses en ti, que te dejes cuidar mucho, que tengas muchos mimos, y que te sientas muy valorada. Durante toda mi vida has estado ahí conmigo, sin dudarlo ni un solo instante, y yo, ahora que ya he crecido, quiero estar ahí para ti así también.

Que sepas que también puedo ayudarte, y que haré todo lo posible para cuidarte. Vamos a festejar y vamos a preparar la fiesta más linda de la historia. ¡Te amo!
Mamá, crecer con tu apoyo me dio seguridad, me ayudo en cada paso que fui dando y me hizo ser como soy. Hoy quería agradecerte por todos los sacrificios que hiciste por mí, para que pudiese tener todas las oportunidades posibles.

Eres una gran mujer que merece tener una gran celebración. Ojalá que la vida te dé siempre aquello que necesitas, y que sepas que yo también estoy aquí ahora, para recompensarte por tanto, para ayudarte. ¡Festejemos por tu lindo cumpleaños! ¡Muchas felicidades!
¡Feliz cumpleaños, mamá! Te escribo estas palabras para que puedas leer con atención algo muy importante, ¡y es que te amo! Eres la mujer más importante de toda mi vida, y agradezco por todo lo que me enseñaste. Aunque ahora nos veamos menos, quiero que sepas que te tengo presente siempre.

Gracias por ser siempre tan comprensiva conmigo, por cuidarme cuando lo necesité, por tu paciencia, por tu amor incondicional, y por ser siempre el mejor de los referentes. ¡Brindemos por ti todas las veces que sea necesario!
¡Feliz cumpleaños, mamá! Para mí siempre fuiste sinónimo de luz, porque siempre que te necesité estabas ahí para darme tu amor y para alumbrarme con tu esperanza y tu cariño. Gracias por ofrecerme tanto a cambio de nada, por estar tan atenta y por tener tanta paciencia.

Si algún día soy mamá, me gustaría ser exactamente como tú lo eres. Quiero seguir aprendiendo de ti, y quiero que tengas un año muy hermoso y muy feliz, porque lo mereces. ¡Te amo!
Hoy me siento más agradecido que nunca por la mamá que tengo, que está alcanzando un año más de vida, y que sigue igual de hermosa que siempre. Le doy gracias a Dios porque fuiste la primera persona que me tuvo en brazos, y porque pude crecer a tu lado.

Nunca me cansaré de decirte que te amo, y que para mí eres lo mejor de este planeta. Vamos a celebrar y a darte todos los caprichos que quieras. ¡Feliz cumpleaños!