Palabras cristianas para una madre en su cumpleaños

Encontradas 36 felicitaciones de cumpleaños:

Dios me ha dado muchas bendiciones a lo largo de toda mi vida, y una de las más importantes y hermosas has sido tu, mi madre querida. Que en este día de celebración te sientas el centro, la mujer más amada y más valorada, y que durante este nuevo año que vas a empezar tengas los momentos más lindos que la vida te pueda dar. ¡Muchas felicidades!
Eres la mayor bendición que Dios
Mi madre hermosa
¡Feliz cumpleaños a mi madre, la mujer más valiente y luchadora de mi vida! Que Dios te bendiga hoy pero que lo haga también todos los días del resto de tu vida.

Acompañarte hoy es un honor, tenerte es lo que me llena el corazón, y solo puedo agradecerte no solo por haberme dado la vida si no por todo lo que has hecho por mi en ella.

Que un año de alegría, de salud y de esperanza venga para ti. ¡Te amo!
Solo ella consigue saber lo que me pasa, está ahí para mi cuando lo necesito, me da siempre su amor y su cariño, me cuida y me protege desde que nací, y me enseña todo lo que sabe con una generosidad que no se compara a ninguna otra.

Esa mujer valiente que para mi es referente es mi madre, y está hoy cumpliendo otro año más. ¡Muchas felicidades, mamá! ¡Que Dios te bendiga!
¡Feliz cumpleaños, mamita querida! Que bonito es poder ver que Dios nos ha regalado otro año para festejar esta fecha tan importante y mi único deseo para esta noche es que pueda seguir siendo así durante muchísimo tiempo. 

Tú, definitivamente eres una madre ideal que aunque no sea perfecta, intenta dar siempre todo lo mejor de sí misma para ayudarme a ser una persona buena y motivada para seguir adelante.

Gracias, mamá, que Dios te llene de muchas bendiciones en este nuevo año de vida.
Con el paso del tiempo me he ido dando cuenta de que todo lo que tengo y todo lo soy se lo debo a mi madre. Esa mujer luchadora que siempre me ayudó, que demuestra cada día estar ahí para mi, y que hoy, alegremente, ¡está cumpliendo años!

A ti, mi mujer referente, te deseo lo mejor y te agradezco infinitamente, por el tiempo que me dedicas y por cada palabra que me das. Eres la mayor suerte de mi vida, te amo, te admito y te deseo un, ¡feliz cumpleaños! ¡Que Dios te bendiga!
Tengo este día apuntado en mi agenda, pero no me ha hecho falta mirarla para acordarme del importante día que es hoy. ¡Feliz cumpleaños, madre! Que Dios te bendiga en tu día y que la celebración sea hermosa y muy divertida.

Quiero enviarte todo mi amor y quiero que sepas que me alegra la vida saber que te tengo. Gracias por tu apoyo incondicional desde siempre, por cada palabra de ánimo que me has dedicado y por ser siempre tan buena y respetuosa conmigo. ¡Te quiero mucho!
Madre hermosa, que felicidad tiene mi alma de saber que hoy comienzas un año más de vida llena de mucha salud. ¡Feliz cumpleaños, mami! Que Dios te siga regalando muchos años más de vida es mi único deseo ya que tenerte junto a mí es lo que más quiero en esta vida.

Fuiste la mujer que me enseñó a confiar únicamente en Dios y gracias a eso estoy consciente de que todo lo que pasa en mi día a día hace parte de un plan que Él mismo tiene para mí, y que todo lo que pasa es porque algo tengo que aprender.
¡Feliz cumpleaños, mujer de mi vida! Me diste la vida y la educación que necesitaba para saber que lo más importante de la vida es vivirla sabiendo que allá arriba está nuestro Señor observando cada paso que damos. Por esa misma razón le agradezco infinitamente que me regalara una madre tan maravillosa como tú.

Me enorgulleces cada día más, gracias por ser la única persona que ilumina mi camino para que viva todos los días de mi vida siguiendo los mandamientos del Señor.

¡Te amo mamá! Que Dios te cuide y te proteja siempre porque tú eres la luz de todos los que te rodeamos.
Hoy le doy gracias a Dios por la vida que tengo, pero sobretodo por darme una madre tan buena, tan valiente, tan cuidadosa, respetuosa e inteligente. ¡Feliz cumpleaños, mamá!

Con estas palabras quiero llegar a tu corazón, quiero transmitirte todo lo bueno que siento por tenerte a mi lado y todo lo que agradezco haber crecido contigo, aprendiendo de ti y siguiendo tus pasos. ¡Te quiero mucho!
¡Feliz cumpleaños, madre! Que Dios esté contigo por otro año más en esta vida hermosa que has construido para ti y para todos los que estamos a tu lado. Eres sinónimo de valentía y bondad, gracias por enseñarme a vivir la vida de la mejor manera y por cada oportunidad que me diste para que pudiese lograr mis sueños.

Hoy festejaremos por todo tu camino, por aquello que tú misma conseguiste con esfuerzo, y por la linda persona que eres, a quien todos admiramos. ¡Te amo!
Mami, gracias a ti siempre he tenido a Dios muy presente en mi vida, solo en Él confío y solo en sus palabras me apoyo para construir mi vida. Te agradezco sobre todo a ti por ser la persona que desde que tengo razón, inculcó en mí el hábito de pensar en Dios antes de actuar y de conversar con Él todos los días.

Eres el tipo de madre que todo ser humano debería tener porque a pesar de tus errores siempre me has dado una crianza enriquecida de respeto, amor y educación, tres cosas que mantengo y aplico cotidianamente.

¡Feliz cumpleaños, mamita! Lo único que le pido a Dios es que te deje pasar millones de años más junto a mí porque para mi tú representas la perfección en persona. ¡Te adoro!
¡Feliz cumpleaños, madre! Que nuestro Señor siga protegiendo tus pasos y que por otro año más te acompañe la salud, la armonía, las buenas amistades y el amor infinito de toda la familia.

Festejar por ti hoy es una bendición, y tenerte sin duda es el mejor de los regalos posibles para esta vida. ¡Te amo!
¡Feliz cumpleaños a mi madre hermosa! Hoy le doy gracias a Dios por tenerla a ella, porque es la mujer perfecta, la persona a quien me quiero parecer, de quien aprendo constantemente, y que me ha demostrado a lo largo de la vida su valentía y su fuerza.

Te amo, mamá, eres todo para mi y eso no cambiará nunca, por mucho que pasen los años. Hoy vamos a disfrutar todo lo posible de tu día y sé que este año será maravilloso para ti porque yo voy a hacer todo lo posible para que sea así.
¡Feliz cumpleaños, madre! Toda la alegría de este mundo la siento hoy yo, por lo que significa este maravilloso día en el que naciste. Quiero agradecerle a Dios porque cuando nací tu estabas ahí para mi, cuidándome con todo tu amor, que he recibido a lo largo de toda mi vida.

No imaginas cuanto valoro tu presencia, y lo feliz que soy por tenerte. Me has dado todo y me has educado de la mejor manera. ¡Te adoro!
¡Feliz cumpleaños, madre! Hoy te quiero decir cuanto te amo y cuanto valoro tenerte siempre a mi lado, cada uno de tus cuidados y todo lo que te preocupas por mi, agradezco a Dios pues me hizo nacer en la mejor familia posible.

Espero regalarte el mejor día, que te sientas querida y especial porque lo eres, como tú no hay ninguna mujer igual. Siento una felicidad que no puedo describir, por eso quería escribir estas palabras que salen directamente de mi corazón.