Carta para un Hijo que Cumple 21 Años


Encontradas 43 felicitaciones de cumpleaños:

¡Qué buenos momentos los de la juventud! ¡Y ahora te toca a ti disfrutarlos, hijo! Muchas felicitaciones por tus 21, y que Dios oiga todos los deseos que tu corazón anhele. 

¡No tengo palabras suficientes para todas las cosas bonitas que quiero desearte!
Hijo, te mando esta carta con la esperanza de que nunca olvides que a la edad no hay que tenerle miedo, sino saber aprovechar cada segundo de la mejor manera. ¡Feliz cumpleaños a ti que me haces sentir una persona afortunada! 

Espero que los 21 sean aún más maravillosos que todos los anteriores, y que disfrutes cada año de juventud.
Hijo, ahora que estas en los veinte quiero que sepas que se pasan muy rápido, y que dentro de poco ya estarás en los treinta. ¡Feliz cumpleaños! 

Aprovecha cada segundo y hoy no te preocupes por nada, ¡Deja que todos los demás te hagan sentir especial! ¡Nunca olvides lo mucho que te quiero y que aún eres muy joven!
Siempre que llega esta fecha una ilusión invade mi corazón, pues recuerdo con nostalgia la gran barriga que tenía un día como hoy. Ya no me podía agachar, y tu papá me tenía que ayudar a atar las trenzas de los zapatos. 

Llevábamos algunos días yendo al doctor porque tu continuabas cómodo en mi barriga, ¡Parecía que no querías salir! ¡Y a mí me encantaba sentir cada una de tus pataditas!

Hasta que un día como este decidiste nacer, y fuimos al hospital rápidamente, contando los minutos para finalmente verte. ¡La emoción de ese día es algo que no puedo describir! Es por eso que no me importa si ya eres adulto por tener 21, pues en mi corazón siempre serás mi pequeño bebé. ¡Feliz cumpleaños, hijo! 
¡Ya están aquí tus 21, hijo! Ya tienes experiencia en esta nueva década, por eso sé que tendrás un año genial. Que seguirás estudiando, formándote para ser la persona que quieres ser, pero también disfrutando de la juventud y de los momentos hermosos de la vida. 

Me encanta verte tan feliz, alcanzando tus metas, centrado en lo que te gusta y pasándola bien siempre que puedes. Hoy es un día para no pensar en responsabilidades, por eso festeja y aprovecha. ¡Feliz cumpleaños!
Nunca olvidaré lo mágico que fue este día, pues un día como hoy iríamos a conocer a quien se convertiría en lo más bonito de nuestras vidas. Hijo, cuando llegaste no paraba de contemplarte. ¡Cada pequeña partecita de tu cuerpo era perfecta!

No puedo decir que eras como te imaginé porque cualquier expectativa sería incorrecta, tenías unas manitos y piecitos de ensueño, pero mi momento preferido fue cuando te vi abrir los ojos, ¡Justo en ese momento me di cuenta de las bendiciones de Dios!

Hoy celebramos un cumpleaños más, pero no es cualquiera, ¡Son tus 21! Y pasado tanto tiempo, ¡Nos sigues sorprendiendo cada día! 
Vuelas por ti mismo, eres responsable, guapo y decidido, y a nosotros nos sacas una sonrisa cada día. ¡Felices 21, hijo!
No hay amor más grande que el de una persona que te ha observado crecer desde que diste tu primer respiro, tu primera sonrisa, tus primeras palabras y tus primeros pasos.

Recuerdo cada momento de tu infancia como si lo estuviese viviendo hoy, pero lo cierto es que te has convertido en un hombre de 21 años que me enorgullece a toda hora y ahora que lo pienso, cómo no sentir orgullo de ti, si eres la luz de mis ojos, hijito. ¡Feliz cumpleaños mi vida! ¡Que Dios siga guiando tu camino todos los días!
Hijo, estas en la época de los errores, aprovecha para cometerlos ahora y aprender mucho de ellos. ¡Mis mejores deseos hoy en tus 21!
Es el momento, hijo, ahora que cumples 21 quiero que sepas que para mí esta fue la mejor edad, pues fue cuando comencé a saber las responsabilidades que tenemos como hombres, y a tomar decisiones importantes en la vida. 

¡Muchas felicitaciones! ¡Me llegas de orgullo, hijo!
¡Muchas felicidades, hijo! Con tus 21 años y tu entusiasmo ante la vida, ¡no hay nada que te pueda ir mal!