Carta para un Hijo que Cumple 21 Años

Encontradas 43 felicitaciones de cumpleaños:

Hijo mío, hoy que alcanzas los 21 años, te veo ya como un hombre independiente, consciente de todo lo que tienes y de lo que puedes alcanzar, de tus libertades, pero también de tus responsabilidades, y eso hace que sienta un gran orgullo por ti.

Festeja como quieras, lo importante es que seas feliz y que sigas caminando por el camino que tu mismo construyas para ti, aquel que te permita ser la mejor versión de lo que eres. ¡Muchas felicidades!
21 años y siempre creciendo
Celebrar tus 21, hijo
Ver a un hijo crecer feliz es lo más maravilloso que le puede pasar a una madre, y en este caso, es así. Hoy cumples 21 años y te veo mejor que nunca, hermosísimo, con ganas de aprender de la vida, de volar y de hacer las cosas por ti mismo.

Me encanta que así sea y quiero que sepas que confío en ti, que sé que sabrás hacer lo que deseas de la mejor forma y que si no lo consigues a la primera, será a la segunda o a la tercera, pero yo siempre estaré a tu lado y te querré igual. 

Lucha por aquello en lo que crees y que nadie te haga dudar de tus principios y tus valores, y por supuesto, de la maravillosa persona que eres. ¡Feliz cumpleaños, hijo mío!
¡Felices 21 años, hijo! Cada año que cumples es para mi igual de emocionante o más que el anterior. Ahora estás en una etapa de independencia, y adoro verte tan bien y ver como te conviertes en un buen hombre.

En cada paso que has dado he estado a tu lado y quiero que sepas que seguiré estándolo, que el hecho de que comiences tu vida adulta no quiere decir que dejes de tenerme. ¡No olvides que tienes todo mi amor y admiración! ¡Te adoro!
Mi hijo amado, 
ha llegado la fecha
de tu cumpleaños, 
el día en que cumples
los 21 años.
Si algún día tienes hijos
podrás entender perfectamente
cuando llega este momento,
pues esta formado
de hermosas emociones
y grandes sentimientos,
y el amor hacia ti
es el más grade de todos ellos.
¡Muchas felicidades!
Hoy ya son 21 años los que cumples, y al ver que eres un hombre maduro, honrado y capaz, ¡Me siento la persona más afortunada! ¡Feliz cumpleaños, querido hijo!
¡Felices 21 años, hijo! Es increíble como pasa el tiempo, de verdad lo pienso, y hace bien poco te llevaba a la escuela por primera vez, me dabas la manita al caminar, y ahora no te hace falta, caminas tú solo y lo haces de la mejor manera.

Espero que sigas alcanzando tus sueños, y que, aunque ya no me necesites tanto como antes, sepas que me tienes aquí para cuando sea necesario. ¡Hoy tendrás la mejor fiesta!
Toda nuestra vida hemos velado por ti, y lo seguiremos haciendo todos los días, hijo. ¡Felices 21 años! Que continúes siendo tan sabio, y aconsejándonos de la mejor manera, y con esa paciencia infinita que te caracteriza.

¡Te deseo toda la felicidad, prosperidad y salud! Nunca olvides que aunque ya seas mayor, nosotros siempre estaremos disponibles para aconsejarte y para apoyarte en todo momento. ¡Te amamos! ¡Muchas felicidades!
¡Felices 21 años, hijo! Que sigas viviendo la vida de la manera en que te hace más feliz y que sigas siendo el hijo perfecto.
Hijo mío, hoy que llegas a los 21 años debes saber que soy un papá orgulloso, que eres todas las cosas buenas y que imaginé, y que te estás convirtiendo una persona adulta admirable.

Contigo aprendo, desde que eras pequeño, tú me has enseñado a demostrar cariño, y a que el amor por un hijo no tiene límites. Sé que ahora sabes valerte por ti mismo, pero no dudes en pedirme lo que necesites, pues siempre estaré dispuesto a dártelo. ¡Feliz cumpleaños!
¡Felices 21 años, hijo! Tenerte fue para mi un cambio total en mi vida, fue descubrir el sentido de la familia, del amor, del cuidado y de la protección. Hoy sigues creciendo y yo sigo sintiendo eso, incluso con más intensidad, pues por mucho que crezcas siempre estaré a tu lado para cualquier cosa que puedas necesitar.
¡Felices 21 años, hijo mío! Me gusta mucho que llegue este día, desde que eras pequeño lo has vivido como algo muy especial y me alegra saber que todavía no has perdido esa ilusión.

Te veo mejor que nunca y quiero que sepas que con cada paso que das haces que me enorgullezca más de ti. Ya sabes que no tienes que hacer nada de especial ni demostrar nada, que eres genial simplemente siendo como tú eres. ¡Te amo!
Como tu padre quiero que sepas que eres el hijo ideal para mi, desde pequeño te gustaba jugar conmigo y a pesar de que nos amas igual a ambos, entre tu y yo siempre habrá una conexión muy especial. 

Me es difícil entender que hoy cumples 21 años, pues para mí esa edad es realmente muy importante. ¡Y espero sepas que cuentas conmigo en todo momento! ¡Muchas felicitaciones! 
Hace algún tiempo que ya eres un hombre, hijo, pero a mí no me deja de sorprender lo mucho que has crecido. ¡Felices 21 años! ¡Cuánto orgullo siento!
Hijo mío, hoy te escribo esta carta porque llegas a los 21 años y yo me siento muy feliz por ello. Por poder acompañarte en tu crecimiento, por estar contigo en todos los pasos que vas dando en la vida, por ver todos tus aprendizajes y por todo lo vivido, que te ha hecho convertirte en el hombre que eres hoy. 

Cuando naciste supe que te amaría eternamente, y que dedicaría mi vida a cuidar de ti, y espero que tú hayas podido sentir eso que yo quería transmitirte.

Espero que hoy pases un muy buen día y yo espero contribuir a que eso sea así, que sientas el calor de la familia que te ama y te valora, y la ilusión de tus amigos y amigas que están alegres por ti, por estar a tu lado un año más. ¡Muchas felicidades!
Hijo, alcanzas una edad lindísima, los 21 años, y quiero que sepas que te amo exactamente igual que cuando naciste y te vi por primera vez la hermosa carita. Desde ahí todo comenzó y año tras año ha sido una auténtica aventura, viéndote crecer y aprendiendo a tu lado.

Espero que sientas siempre mi cariño, pues es inmenso, y que no olvides que estoy aquí para protegerte y cuidarte cuando lo necesites. ¡Que hoy sea el mejor día! ¡Feliz cumpleaños!