Cumple Genial

Millones de años junto a ti, hermana
A lo largo de la vida vamos aprendiendo muchas cosas distintas, unas buenas y otras no tanto. Yo aprendí que por mucho que lo deseemos, difícilmente lograremos tener a todas las personas que amamos cerca de nosotros. Y desearía mucho que estuvieras más cerca de mí, mi hermano, pero desafortunadamente no podemos hacer mucho por cambiar esto.

Entonces, sólo me queda felicitarte por tu cumpleaños, esperando que puedas sentir mi amor, mi nostalgia y todas las cosas buenas que deseo para tu vida.

¡Felicidades, hermanito! Desde lejos, pero con mucho cariño, te envío estas palabras que espero toquen tu corazón. ¡Te amo mucho!
Que la vida sea tan especial
Que disfrutes de tu cumple, amigo
Mi amada hija, hace veinte años que te sostuve por primera vez en mis brazos, pequeña e indefensa. Hoy te transformaste en una mujer linda y maravillosa. ¡Feliz cumpleaños mi retoño de amor eterno!

Es un orgullo y un privilegio ser tu madre, y a lo largo de estos veinte años haber acompañado tu crecimiento, tu evolución, tu brotar hacia el mundo. Pero, aunque ahora seas adulta, para mí serás siempre ese bebé que lloraba y reía en mi regazo.

¡Muchas felicidades hija mía! Que nunca falten los sueños en tu vida, que los realices y nunca pares de soñar y de luchar por ellos. Que las dificultades sean vencidas y que se transformen siempre en aprendizajes.

¡Te amo mucho, mi bella hija! Eres un ejemplo como hija y mujer. Nunca olvides que estaré aquí para ti siempre, para lo que necesites o sencillamente para estar.
Que Dios te bendiga en tu cumpleaños, hijo
Disfruta de tu día con alegría, hijo
Un día de mucha alegría para mi amigo
¡Feliz cumpleaños, madre! Es con mucho entusiasmo que hoy celebro otro año de tu vida y te deseo un día iluminado por grandes alegrías y mucho amor.

Eres mi gran ejemplo de vida, ya que, mujer y madre más guerrera que tú no existe. Eres realmente una persona muy especial y maravillosa, y siento que es un gran privilegio tenerte como madre.

Que Dios te conceda muchos años de vida, y que te mantengas siempre así, fuerte y determinada, una guerrera que no teme una lucha, y que nunca se deja vencer.

Siento gran orgullo de ti, mi madre, y quiero mucho tu felicidad eterna, y que también te enorgullezcas de mí. ¡Yo te amo mama!
Querida Abuela, si todavía estuvieses entre nosotros, hoy sería tu cumpleaños. Pero Dios te llevó con él y desde entonces mi corazón late con nostalgia por ti.

Pero aunque no estés aquí, siento todos los días tu presencia por medio de las enseñanzas que me dejaste. Y principalmente por todo el amor que recibí de ti, y que aún cargo conmigo.

Hoy recuerdo el día que viniste al mundo para hacerlo un mejor lugar, y siento mucha gratitud por haberte conocido como abuela. Fuiste una mujer, madre y abuela extraordinaria, y ¡nunca serás olvidada!, ¡Descansa en paz, abuela!
Un día lleno de amor para la mejor tía
Amiga, hoy es tu cumpleaños y después de tantos años, es uno más para celebrar juntos. ¡Felicitaciones! Desde nuestra infancia hasta hoy has cambiado mucho, el mundo ha cambiado, nosotros cambiamos, pero algo se mantiene firme: nuestra amistad.

Es un orgullo mantener una amistad de tantos años y sé que sólo es posible porque eres esa persona tan extraordinaria. Me encantas, mi amiga, y deseo que seas siempre muy feliz y que ¡lleguemos a la vejez juntas!
Mi lindo chiquitín, hoy cumples tres añitos de vida, que alegría ha sido verte crecer, desde que eras un bebé recién nacido, hasta hoy. Son muchas las cosas que has aprendido en este tiempo y espero que aprendas muchas más a lo largo de la vida y te conviertas en un ser de bien.

¡Felicidades mi lindo hijito! Nos haces muy felices, con tu sola presencia, alegras cada rincón de esta casa y todos los lugares en los que te encuentres.

Sigue avanzando en tu camino, que nosotros estaremos siempre cerquita de ti para ayudarte y apoyarte en todo aquello que necesites y desees alcanzar en tu vida.
Hoy atraerás todas las miradas, hermana
Cuánto me gustaría estar a tu lado
Te agradezco Dios por un año más de vida, la salud que tengo, el amor que disfruto y todas las bendiciones que he recibido a lo largo de mi día ¡Hoy me siento la persona más afortunada del mundo! Tengo la dicha de poder decir, que tengo todo lo que en algún momento desee.
Que cumplas muchos más, hijita
Agradezco que seamos hermanos
Un día alegre junto para ti, tía
Comadre como la mía
Hoy es día de celebrar el momento en que naciste y te convertiste en la reina de mi corazón. ¡Feliz cumpleaños, hijita!

Te amo más que a todo en la vida, y mi felicidad es también la tuya. Y créelo, mi amor: lucharía contra lo que fuera necesario para poder verte feliz, para que puedas llegar a donde sueñas.

Hoy te deseo un día de alegrías, regalos y sonrisas en compañía de aquellos a quienes más amas en la vida. ¡Muchas felicidades, cariño mío!
¡Amiga, feliz cumpleaños! Que el día de hoy sea tan especial como nuestra amistad. Que siempre tengas un hombro donde apoyarte, una sonrisa en el rostro y una razón para seguir adelante.

Siempre agradezco que seas esa amiga increíble que ilumina mis días. Ten un cumpleaños maravilloso, lleno de abrazos, cariño y alegría. ¡Felicidades, amiga!
En este día tan especial, te deseo muchas felicidades y que empieces un año más de vida con el corazón lleno de buenos sentimientos. ¡Feliz cumpleaños, amigo!

Que cada paso que des en tu vida te acerque más a la realización de tus sueños. Tú te mereces toda la felicidad del mundo, porque eres un gran hombre y el mejor amigo que alguien puede tener.

¡Te quiero mucho y te deseo un día maravilloso!
Todo lo que necesitaba lo recibí hoy
¡Feliz cumpleaños, mi querida nieta! Cuando naciste, nacieron también en mi corazón, sentimientos maternales y un amor infinito. Trajiste grandes alegrías y la renovación de emociones maravillosas.

Ahora sólo quiero verte crecer fuerte y feliz. Le pido a Dios que te proteja y te conceda muchas bendiciones, y que te permita tener una vida larga y muy feliz.

¡Felicidades, y nunca olvides que la abuela te ama mucho!