Poemas de Cumpleaños

Encontradas 151 felicitaciones de cumpleaños:

Hija mía, hace unos años
que dejaste de ser una niña,
fuiste demostrando gran valentía,
también que eras independiente,
y que podías valerte por ti misma.

Hoy cumples un año más,
y admiro todo lo que haces,
la persona que eres,
aquello en lo que te has convertido.

Eres un orgullo de hija,
te lo digo y te lo repito,
que llegarás donde quieras
pues lo tienes todo,
y yo siempre estaré a tu lado,
para darte mi mano.

¡Feliz cumpleaños!
Todos los preparativos
están listos
para la celebración
de tu gran día,
¡porque es tu cumpleaños!

Será un día para guardar
en la memoria,
tanto en la tuya,
como en la de los que te queremos,
porque no hay nada
que nos ponga más felices
que verte cumplir años
y estar a tu lado.

Deseo que este
cambio de año
te traiga mucho
amor y cariño.
¡Feliz cumpleaños!
¡Feliz cumpleaños, mi hijita!
La vida me maravilla,
hoy, y cada año que pasa
desde que tú naciste.

Cuando te vi por primera vez
todo mi mundo
se puso del revés,
ahora has crecido mucho
pero sigues teniendo
los mismos ojitos
y eso me emociona.

Todo lo que está en mi mano
es lo que hago y lo que haré
para que tú siempre
estés bien.

¡Te adoro!
Te lo digo cada día,
que eres la mujer
más especial de mi vida,
y hoy mucho más
pues es un día de celebrar.
¡Feliz cumpleaños, mi amor!
Seguiré otro año
haciendo todo lo posible
para hacerte feliz.

Nuestra historia
es la más hermosa de todas,
espero con todo mi corazón
que no tenga fin,
y que la prolonguemos
para siempre.

Ya nos imagino,
a ti y a mi de viejitos,
cuidándonos como hasta ahora
preservando nuestro amor
y nuestro cariño,
que son ambos infinitos.
¡Te adoro!
¡Muchas felicidades, cariño!
Quiero que sepas que
el amor que nos tenemos
es lo que más feliz me hace,
y que estar a tu lado en este día,
un año más,
es para mi muy especial.

Que alegre que es mi vida
desde que tu estás en ella,
llenas mis días
de momentos hermosos,
¡que suerte la mía!
¡Feliz cumpleaños, hija!
Nunca cambies por favor,
y continua siendo siempre 
la reina de mi corazón. 

Desde que llegaste supe 
que eras lo que buscaba, 
mi adorada reinita
finalmente vendría.

Desde pequeña fuiste 
muy encantadora,
inteligente y alegre. 
¡Y espero eso continúe 
así toda la vida!

Sabes que te deseo 
todo la felicidad 
que este mundo, 
¡Te quiero mucho!
Mi niña preciosa, 
¡Feliz cumpleaños!
Gracias por ser 
la hija perfecta.

Desde que naciste
te robaste corazones
y el mío fue el primero. 

Te deseo un día precioso
tanto como tu, aunque 
eso es imposible. 
Tenerte cambió mi vida,
iluminó cada uno de mis días.
Abrazarte por primera vez,
poder darte muchos mimos,
cuidar de ti, protegerte.
Todo lo que vino contigo
fue amor, y mis mayores alegrías.
Te adoro, hija mía.
¡Feliz cumpleaños!
Hoy me detengo por un momento 
para contemplarte, querida hija, 
y es que mucho ha cambiado 
desde la primera vez que te vi. 

La sonrisa sigue igual, 
el brillo de tus ojos también, 
y tus abrazos gigantes 
continúan muy reconfortantes.

¡Pero tu tamaño no es igual!
Estas tan alta como yo, 
y cada día más espectacular. 
¡Feliz cumpleaños, hija mía!
Que felicidad celebrar 
junto a ti un año más, 
¡Felicidades, hija! 

Siento mucha alegría,
orgullo, y emoción
de que pronto seas mayor. 

Toda la vida te imaginé 
junto como estas hoy, 
y tu decidiste sorprenderme
siendo mucho mejor. 

¡Te adoro, hija!
¡Feliz cumpleaños, hijita!
Mi suerte es infinita,
pues, aunque quisiera,
no podría calcularla.
Mi suerte eres tú,
mi querida hija,
lo más hermoso
y valioso de mi vida.

Vamos a hacer de hoy
el mejor de los días,
solo reiremos, bailaremos,
tendrás regalos,
jugarás con tus amigos,
soplarás las velas,
comeremos pastel…
¡hay mucho por hacer!
Mi hija cumple años,
y para mi es el mayor acontecimiento
el momento más hermoso del año.

Una bonita celebración
siempre preparamos,
ella lo recibe con mucha emoción
y todos en la familia compartimos
con mucha intensidad su ilusión.

Hija, sabes que te adoro,
que haré siempre lo necesario
para que te sientas bien,
querida y protegida.

¡Muchas felicidades!
Yo no pensaba
que un día me encontraría contigo,
pero así fue, y cada vez que te miraba
los latidos de mi corazón se precipitaban.
Así, llego de repente, mi amor por ti,
y a día de hoy, creo que no tiene fin,
pues crece y crece,
y yo me siento alegre.

Deseo hacerte feliz,
hacerte sentir siempre como el primer día,
ver a cada instante como tus ojos brillan,
ese es mi objetivo de vida,
y haré todo lo que este en mi mano
para poder alcanzarlo.

¡Feliz cumpleaños, mi amor!
Pensar que estás leyendo
estas palabras
hace que me sienta bien,
pues así sabrás
lo mucho que te amo
y lo alegre que estoy
porque tu cumpleaños
ya llegó.

Tengo para ti preparado
un hermoso regalo,
y quiero pasar un año más
dándote mi cariño
mis cuidados
y mi más sincero amor.

¡Muchas felicidades!
¡Feliz cumpleaños, amor!
Nada me divierte más
que pasar este día contigo,
si ya todos son alegres,
pues siempre nos reímos,
este lo es aún más,
¡es un momento de festejar!

Que estés en este mundo,
o mejo aún,
que te haya podido conocer,
es el mayor regalo que recibiré,
por eso no tengas dudas,
de que siempre te cuidaré.