Carta de Cumpleaños para mi Hermano Menor

Encontradas 34 felicitaciones de cumpleaños:

Es imposible no quererte tanto,
¡Feliz cumpleaños, hermanito!
Desde el momento en que llegaste,
mi vida se llenó de color y diversión.

Siempre voy a querer lo mejor para ti,
verte crecer y cumplir todos tus sueños.
¡Te quiero mucho!
Desde que tengo uso de razón que me acuerdo de ti siguiendo mis pasos, hermanito, y esa es una sensación de la que solo saben los que tienen hermanos menores. Hoy cumples un año más, y sé que sabes andar tu propio camino, has demostrado cuanto vales, y eres una persona a quien admiro profundamente.

Deseo que continúes como hasta ahora, por mi parte, siempre te quise proteger y seguiré haciédolo. ¡Muchas felicidades!
¡Feliz cumpleaños, hermanito! Me siento tan feliz de que te estés haciendo mayor. Te quiero mucho y que lluevan las sorpresas hoy y siempre.
A lo largo de la vida vamos aprendiendo muchas cosas distintas, unas buenas y otras no tanto. Yo aprendí que por mucho que lo deseemos, difícilmente lograremos tener a todas las personas que amamos cerca de nosotros. Y desearía mucho que estuvieras más cerca de mí, mi hermano, pero desafortunadamente no podemos hacer mucho por cambiar esto.

Entonces, sólo me queda felicitarte por tu cumpleaños, esperando que puedas sentir mi amor, mi nostalgia y todas las cosas buenas que deseo para tu vida.

¡Felicidades, hermanito! Desde lejos, pero con mucho cariño, te envío estas palabras que espero toquen tu corazón. ¡Te amo mucho!
Quiero celebrar tu cumpleaños, pues no todas las personas tienen un hermano mayor como el mío. Eres la mejor persona que he conocido y tienes el corazón más grande que existe. Gracias por siempre estar para mí cuando más te necesito, y por hacerme reír cuando estoy pasando por un momento difícil. ¡Le pido a Dios siempre tenerte cerca! Que tu vida sea extraordinaria y tu día muy feliz. ¡Felicitaciones, hermanito mayor!
Mi hermano querido, hoy cumples otro año de vida y aunque eso es motivo para una gran alegría, no puedo dejar de sentir cierta tristeza, porque estás lejos y es casi cruel, no poder darte mi beso y mi abrazo de felicitaciones.

Pero desde lejos te los envío, esperando que logres sentir todo mi amor y la nostalgia que tengo de ti. ¡Feliz cumpleaños, hermanito! Espero que celebres este día con mucha alegría, rodeado de amor y amistad.
La palabra amigo ya te queda pequeña porque tú eres como mi hermano, y nunca se olvida el cumpleaños de alguien de la familia ¿Cierto? Espero ver que todos tus sueños se realicen, y tener la bendición de tener un amigo como tú siempre. ¡Feliz cumple!
Mi hermano, compañero
y gran amigo, hoy es día
de celebrar tu cumpleaños.
¡Felicidades para hoy y para
todos los días de tu vida!

Que Dios te bendiga
con mucha felicidad,
salud y amistad.
Que nunca te falten las ganas
de luchar por tus sueños
y de conquistarlos todos.

Yo siento mucho orgullo de ti
y de la persona maravillosa
que eres, y siempre estaré
a tu lado, apoyándote y
festejando contigo.

Te quiero mucho,
hermanito de mi corazón,
y te deseo lo mejor de lo mejor,
y que disfrutes de esta fecha
con alegría e ilusión.
¡Feliz cumpleaños hermano! Me imagino la responsabilidad que sentiste cuando supiste que ibas a ser el mayor. Siempre tienes las palabras correctas para mí, y sé que puedo contar contigo. Recuerdo que cuando éramos pequeños, tú eras mi compañero de travesuras, el que me cuidaba y siempre me dejaba jugar con sus juguetes.

¡Gracias por tanto! ¡Te quiero mucho! Mereces una vida llena de todas las cosas más buenas del mundo, y que por supuesto todos tus deseos se hagan realidad. Yo solo voy a pedir que estés cerca de mí, y podamos seguir tan juntos como de pequeños.

¡Que este día sea inolvidable!
Tu más que nadie me conoce, y sabes que no soy de escribir mucho pero hoy me inspiré porque nadie tiene un hermano mayor como el mío ¡Tengo la certeza de eso! ¡Feliz cumpleaños a mi ejemplo de vida! Pido que siempre estés junto a mí, en las buenas y en las malas, como cuando éramos pequeños.

Te quiero mucho y espero que los ángeles escuchen todos tus deseos y ayuden a hacerlos realidad. Hoy es tu día y nunca lo voy a olvidar porque un día como hoy nació una de las personas más importantes de mi vida. ¡Levanta tu copa y vamos a celebrar!
Quien pudiera pasar hoy tu cumpleaños de la misma manera que lo hacíamos cuando éramos pequeños. Aquellas eran fiestas increíbles, llenas de inocencia, alegría, juegos… pero sobretodo, estábamos juntos, y eso era siempre lo más importante.

Ahora hemos crecido, y no siempre puedo estar junto a ti en este día, pero quiero que sepas que recuerdo cada uno de tus cumpleaños con un gran cariño, y que lo que te admiro no ha cambiado ni un poquito desde entonces. ¡Muchas felicidades, hermano mayor!
Hermano, sabes que siempre seguí tus pasos, y que inevitablemente, siempre los seguiré. Hoy te haces algo más mayor, pero tampoco creas que mucho, ¡pues te conservas a la perfección! Te miro, y veo aquello en lo que me gustaría convertirme.

Eres una persona muy inteligente, no hay nadie mejor que tú en los deportes, y además de todo, tienes un corazón enorme. Cuando éramos pequeños siempre me asombraba con tu gran generosidad.

Gracias por enseñarme tantas cosas (aún hoy sigo aprendiendo de ti), y sobretodo, por tener tanta paciencia conmigo, pues sé que a veces no fue fácil… ¡Soy muy feliz pues continuamos muy unidos! Ya sabes para que existe este día, y es para festejar, estar con la familia y con los amigos, ¡y pasarla muy bien! ¡Feliz cumpleaños!
Hermano mío, tus sobrinitos querían hacerte llegar un mensaje de cumpleaños en este día especial para ti. Ellos te quieren mucho y estás siempre presente en sus corazones.

Por eso hoy además de saludarte me convierto en el mensajero de mis pequeñines. ¡Eres un tío genial y por eso mis hijos se divierten muchísimo contigo!

Todos te mandamos besos, abrazos y mucho cariño, ¡con la esperanza de que muy pronto volvamos a estar todos juntos nuevamente!

¡Feliz cumpleaños!
Aún te recuerdo cuando eras pequeño, hijo, todo me parecía complicado, ¡Y tenía tanto miedo de equivocarme! Gracias a Dios que siempre tuve los mejores consejos, y muchas personas a mi lado para guiarme y aprender.

Después llegó otro miembro a la familia, ¡Te ibas a convertir en el hermano mayor! Pensé que este cambio repentino te provocaría celos, pero nuevamente me sorprendiste con el cariño, y la ternura que le tenías al bebé. 

Hoy cumples un año más, y yo no dejo de maravillarme con tus capacidades, tu cariño y tu madurez ¡Aunque para mi siempre vas a ser mi pequeño! ¡Felicitaciones!
En un día como el de hoy, hace unos años ya, llegaste a nuestra familia para darle el encanto que faltaba. ¡Feliz cumpleaños, hermanito!

No me imagino la vida sin ti y me encanta saber que siempre te tendré cerca de mí. Te quiero y siento un gran orgullo de que seas mi hermano.

Hoy te deseo un día de alegrías, sorpresas y muchos regalos. Y a Dios le pido que te bendiga todos los días y te dé salud y fuerza para que conquistes todos tus sueños.