Feliz Cumpleaños de Papá a Hija

Encontradas 87 felicitaciones de cumpleaños:

Mi hija, princesa de los ojos de papá, no sé cómo expresar con palabras todas las emociones que despiertas en mí desde que naciste. Creo que no hay palabras para describir un amor tan grande como el que siento por ti.

Hoy cumples otro año de vida, y a pesar que son tan pocos aún, tu marca en mi vida y en mi corazón es ya profunda y eterna. Sólo quiero que seas muy feliz y poder protegerte en cada etapa de tu vida. Sé que eso no será posible, pero siempre estaré aquí a tu lado para lo que sea.

¡Felicidades mi amor! ¡Papá te ama mucho!
Ser el papá de una niña tan valiente
Convertirme en tu papá
Hija, ser tu papá ha sido la bendición más grande que me ha dado la vida. ¡Feliz cumpleaños, princesa de mi corazón!
La persona más linda del mundo, mi hija, está de cumpleaños, y lo mejor de todo es que vamos a estar juntos para celebrarlo. ¡Felicitaciones!
¡Feliz cumpleaños, papá! Que bueno es que la vida me permita por un año más ser tu hija.
La niña de mis ojos está de cumpleaños, ¡muchas felicitaciones, mi hijita! Hoy es un día para pasarla bien. Prepararemos una fiesta fantástica donde serás la protagonista, y donde todos brindaremos por ti.

Deseo verte feliz este y todos los días del año, rodeada de buenas personas, que te den el cariño y el amor que mereces. También deseo que el año que comienzas sea próspero, y sé que lo será y que conseguirás todo aquello que te propongas, porque eres una persona trabajadora y constante.
¡Feliz cumpleaños, hija mía! Podría decir que el día de hoy es una excusa para decirte cuanto te quiero, qué es inmenso. También es el día más feliz de mi vida, pues celebramos que un día como hoy de hace unos años llegaste para dar luz, y es un momento que nunca olvidaré, y que en el día de hoy se reaviva.

Deseo que disfrutes de este nuevo año y esta nueva etapa, y que nunca, te digan lo que te digan, dejes de intentar alcanzar todos tus sueños. Yo siempre estaré aquí para ayudarte a que se hagan realidad. ¡Te amo!
Mi hijita, el día que naciste mi vida cambió por completo, me sentía fascinado. Tú eras tan pequeñita y tan frágil, que pasé un tiempo con cierto miedo de que algo te pudiese acontecer, ¡quería darte todos los cuidados necesarios, para que siempre estuvieras bien!

Ahora ya ha pasado el tiempo, te has convertido en una persona adulta, y yo sigo preocupándome por tu bienestar, y porque nunca te ocurra nada. Por otro lado, sé que eres una persona fuerte y valiente, que ya no depende de mi, y eso me reconforta.

Admiro mucho la persona en la que te has convertido, y hoy vamos a celebrar con alegría que llegaste al mundo, que cumples un año más siendo perfecta, y que llenaste de color todos mis días. ¡Feliz cumpleaños!
¡Felices 3 años, hija! ¡Hoy tenemos todo el día para jugar y para pasarla bien! Desde que naciste, todos los días tienen momentos de mucha alegría, pero hoy es el más alegre de todos, porque festejamos que sumaste más uno a la familia. 

Tenerte es sinónimo de haber conquistado la felicidad y de saber que todo es más maravilloso porque tú estás. Eres mi vida, lo más bonito que tengo y a quien siempre daré todo mi cariño, mis cuidados y mi amor.
Hijita, llevo unos días pensando en cómo expresar con palabras todo lo que siento en un día como este, en el que cumples años y te haces un poco más mayor. Me han venido a la cabeza miles de recuerdos, todos ellos maravillosos: cuando naciste, tus primeros años de vida, cuando comenzaste a caminar, tus primeras palabras, los primeros días de escuela…

Lo recuerdo todo con tanta alegría... y es que el sentimiento de felicidad y gratitud que se siente al tener una hija no se compara con ningún otro, soy muy afortunado.

Deseo que este día sea perfecto para ti, y que continúes siendo tan especial y tan buena persona como hasta ahora. Quiero que sepas que te adoro, y por mi parte, te daré un gran abrazo y te desearé un ¡feliz cumpleaños!
 
Soy el papá más feliz del mundo, ¡y es que mi hijita cumple un año más! Cada día que pasa aprendo de ti, mi pequeña, y es algo que adoro.

Me despierto pensando en que aventuras e historias nos deparará el día, y me voy a la cama agotado de haber estado detrás de ti de un lado para otro, de haber estado jugando contigo, paseando, saltando… Pero siempre con una sonrisa en la boca, porque cuidar de ti es lo más hermoso que alguna vez me pudo pasar.

¡Feliz cumpleaños, pequeña!
¡Felicitaciones, hija mía! Tu llegada al mundo cambió mi vida para bien de manera radical. Ver tu sonrisa cada día, siempre me dio fuerzas y me llenó de energía, porque tú me haces feliz.

Con el paso de los años has ido convirtiéndote en lo que ahora eres, una persona íntegra y valiente, ¡puedes estar más que orgullosa de ti misma!, y quiero que sepas que yo lo estoy.

Sabes que confío en ti, y que estoy aquí para apoyarte siempre que lo necesites. Ten claro que sea cual sea la situación en la que te encuentres, puedes contar conmigo.

Deseo que tengas un cumpleaños perfecto, con todos los que te amamos, y quiero transmitirte mis mejores deseos, para que en este año tengas éxitos, amor y felicidad.

¡Te amo, hijita!
Hijita, hoy, como cada año, estaremos todos juntos para celebrar tu cumpleaños, porque no hay nada mejor que festejar que cumples un año más de vida, y que podemos estar a tu lado.

Compartir tu felicidad y verte crecer es el mejor regalo que me ha hecho la vida, y solo deseo que logres todo aquello que te propongas, y que no pierdas la sonrisa que tanto te caracteriza. No olvides nunca lo mucho que tu papá te quiere, ¡muchas felicidades!
¡Feliz cumpleaños, hija! Eres maravillosa, y así deseo que sea el día de hoy para ti. Tal vez, a lo largo de los años, no he sido una persona muy cariñosa, pero quiero que sepas que te quiero mucho y que eres la persona más importante de mi vida, y qué si algo te aconteciese, no se que haría. Disfruta de tu nueva edad, y ante todo, sé feliz.
Hijita, si tuviese que escoger el día más maravilloso y más feliz de mi vida, escogería el día en que tu naciste. Hoy festejamos que tu llegada aconteció hace unos años, que viniste al mundo. Quiero decirte que yo, desde ese momento, me convertí en el hombre más feliz. Soy un papá orgulloso, ¡feliz cumpleaños!
Hijita, te deseo un feliz cumpleaños. No hay nada más reconfortante que estar a tu lado y verte crecer, día a día. Soy un papá muy feliz y hoy será uno de los mejores días del año, ¡tendrás todas las atenciones! Y yo me enorgullezco de poder decir que mi niña cumple un año más de vida.