Una muy antigua amiga

Hay personas que cuando entran en nuestras vidas, llegan sin fecha para irse, y que bien. Tú es una de esas personas, y ya no recuerdo el día en que llegaste para quedarse en mi vida, pues ha pasado tanto tiempo. ¡Feliz cumpleaños amiga! Tú eres de mis amigas más antiguas, y en realidad parece que te conozco de otras vidas. Es muy bueno poder contar con alguien en la vida como tú, y sólo tengo que agradecerte por tu valiosa amistad. Celebra tu día con gran estilo, mi amiga, y todos los días celebra a la persona maravillosa que eres. Me encantas, querida, y te deseo toda la felicidad del mundo. ¡Felicidades amiga!