De una hija orgullosa y feliz, para su padre

Mi querido padre, desde el principio de mi vida, estuviste allí, enseñándome, apoyándome, luchando diariamente para que creciera y me convertía en una mujer fuerte e independiente.

Si hoy soy quien soy, todo te lo debo a ti. Mis conquistas y realizaciones son también tuyas, cada sonrisa mía es también tuya.

En este día especial que es tu cumpleaños, quería que supieras que soy una hija feliz y orgullosa de mi padre, y agradezco todo lo que hiciste y sigues haciendo por mí.

¡Gracias, papá, y felicitaciones por tu cumpleaños! Mereces ser muy feliz, y en lo que dependa de mí, así será.

¡Te amo papá!