De la hija bebé, para el papá cumpleañero

Papito, todavía no he aprendido a escribir (pero falta poco), aun así quería decirte hoy por escrito lo que te digo todos los días con sonrisas, besos y unas pocas palabras: ¡También te amo! ¡Y además desearte un feliz cumpleaños!

Eres un padre maravilloso que me hace sentir muy feliz y protegida. Quiero crecer para poder conversar contigo y para aprender muchas cosas a tu lado. Hoy quiero que sonrías mucho, que estés muy contento cuando te entregue mi regalo, acompañado de muchos besitos.

¡Felicitaciones, papi! Me gustas mucho y sé que tengo mucha suerte por tener a un hombre tan especial como tú como padre.